Salatino

Clase magistral de Guillermo Salatino: “Sean ustedes mismos y no dejen de estudiar”

“No se puede ser un buen periodista si uno no es uno mismo, si uno no se forma a conciencia, con dedicación, si no se estudia todo el tiempo. No hay grandes secretos para esta profesión: leer, cuidar el lenguaje, respetar las fuentes de información y sobre todo al receptor del mensaje, para quienes transmitimos la información. Y siempre ser auténticos”, aconsejó Guillermo Salatino, el extenista y periodista de reconocida trayectoria y reconocimiento internacional, en una charla que realizó en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo para los estudiantes de Periodismo.

Por su parte, Salatino, profesor de la Universidad, también comentó sobre otro de los temas que más conoce: la Copa Davis. “El negocio está matando al deporte en este caso. No se puede romper la tradición, ya no vamos a ver en Buenos Aires a nuestras tenistas jugando para el equipo nacional. Vamos a darle tiempo al nuevo formato y ver qué pasa. Pero yo no estoy de acuerdo, se está matando la tradición, se puede provocar un daño enorme”, sostuvo al respecto.

El encuentro a su vez avanzó por innumerables situaciones que Salatino vivió con los grandes del tenis mundial, como por ejemplo desacuerdos y luego reencuentros con Guillermo Vilas, cortesías y simpatías con Roger Federer o Rafael Nadal, contrapuntos furiosos con David Nalbandián y la gran cercanía con Gabriela Sabatini, fueron algunas de las anecdotas que estuvieron presentes en el relato del profesor.

En tanto, Salatino reflexionó sobre el deporte y cómo se ejerce la profesión en la actualiadad: “El periodismo de tenis cuando empecé y el tenis mismo eran otra cosa. Vale decir que lo que jugaba Vilas no era tenis si se lo compara con el de hoy. Cambiaron los implementos, las canchas, las pelotas, las raquetas, el entorno, el negocio. Hoy estamos en presencia de otra cosa, ni mejor ni peor sino completamente distinta. Con el periodismo pasa igual, pasamos de los teletipos al Twitter. Nada es lo que era y hay que adaptarse“, afirmó.

Cabe destacar que Salatino vivió el crecimiento y la expansión del tenis, así como el proceso de avance del amateurismo al profesionalismo desde la década de 70´. Además, de estar en permanente contacto con el circuito profesional y los grandes campeones como André Agassi, Pete Sampras, Boris Becker, Steffi Graf, Rafael Nadal o Roger Federer. También la evolución en ese deporte en Argentina, desde Guillermo Vilas a Juan Martín Del Potro. “Que Argentina ganara la Copa Davis en 2016 lo viví también como la coronación de mi trayectoria, me emocionó y hasta lloré al relatar esa victoria tan esperada“, relató Salatino, con todo lo que significa para un profesional formado y con trayectoria como él.

Anuncios