periodismo

Agustín Götze, conductor de TV y egresado UP

El egresado de la carrera de Periodismo de la Universidad de Palermo, Agustín Götze, trabaja como encargado de redes sociales y conductor en Unife TV, un canal de televisión en crecimiento.

¿Cuál fue tu experiencia laboral previa?

Había hecho trabajos en radio y en comunicación política, además de una pasantía en el diario Clarín, la cual obtuve gracias a las búsquedas laborales de la Universidad. Todas estas experiencias me ayudaron a crecer pero fundamentalmente me confirman que la profesión que elegí es lo que siempre quise ser.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual o de tu profesión?

Que cada día es distinto en lo que respecta a los acontecimientos y tareas que se llevan a cabo. Eso te obliga a no poder quedarte en el molde, a tener que salir de esa zona de confort para inventar algo nuevo, ya sea para crear contenido en redes sociales, como para la producción de los programas.

¿Cómo es un día habitual de trabajo para vos?

En el magazine que conduzco, tratamos de tocar temas de actualidad y de espectáculos sin caer en el chisme barato y debatirlos. Para eso, cada mañana nos juntamos los cinco integrantes del programa, las cuatro personas que salimos al aire y la productora, para ver qué temas preparamos en profundidad cada uno y cómo los vamos a tratar. Por otra parte, los martes tengo una sección de tecnología en el magazine matutino del canal, en el que suelo llevar una noticia sobre tecnología, otra de carácter viral y algún truco que quizás la gente no conozca para que lo puedan implementar. Todo esto parece mucho, y lo es, pero por suerte en el canal hay mucha buena onda y predisposición por parte de otros compañeros para ayudar y hacer el trabajo mucho más llevadero.

¿Qué recuerdos tenes del día a día de la UP?

Disfruté mucho las clases de periodismo. Me acuerdo que me encantaba hacer las prácticas porque me salían con mucha facilidad. Las materias que mezclaban un poco de eso con la teoría eran las que más disfrutaba porque sentía que podía aplicar todo lo que iba aprendiendo y, además, fueron las que más me ayudaron en los trabajos.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la Universidad?

La Facultad me dio las herramientas para cada trabajo que afronté. Desde ya que cada trabajo que tuve fue distinto y que, para hacerlo bien, gran parte de lo que tenés que hacer lo aprendés trabajando pero afortunadamente siempre llegué con una base de conocimientos que aprendí en la UP y de sus profesores.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

Que es una profesión muy linda pero también difícil. No es sencillo hacerte de algún lugar en los medios de comunicación, y por eso es importante que siempre estén estudiando y formándose, porque eso les va a marcar la diferencia con los demás y les va a dar un plus a la hora de encarar distintos desafíos y proyectos.

Anuncios

Giuliana Pasquali, analista de medios sociales para Clarín y egresada UP

Desde chica, el sueño de Giuliana fue ser periodista. Sus ganas y su formación como Licenciada en Periodismo Deportivo la llevaron a encontrar su lugar dentro de las publicaciones gráficas de destacados clubes deportivos del país y diarios de tirada nacional. Hoy trabaja para Grupo Clarín, donde se dedica al aspecto online de la profesión periodística, entre redes sociales y portales web: “La Universidad te brinda los elementos necesarios para salir a la cancha”, contó la egresada UP.

¿A qué te dedicas actualmente?

Hoy tengo el privilegio de desempeñarme como analista de medios sociales para el Grupo Clarín, pero también le doy rodaje al sueño periodístico en otros ámbitos. Por ejemplo, en el equipo de Prensa y Marketing de la Asociación Atlética Argentinos Juniors, o en el magazine del multimedio San Lorenzo Primero, del Club San Lorenzo de Almagro. Esta es una profesión que te acostumbra a los golpes, con vaivenes laborales, pero también te regala momentos únicos: por eso la elijo siempre.

¿Ser periodista fue tu meta en la vida desde que eras una niña?

Sí, desde chica jugaba a ser periodista, escribiendo crónicas o análisis en un blog que me abrió las puertas para trabajar en páginas partidarias de San Lorenzo, en radios y, más tarde, en medios gráficos como Diario Olé y Perfil. La experiencia de trabajar para lugares así es significativa pero debe complementarse con el aspecto académico y formativo, que te prepara para rendir en esa clase de lugares.

¿Podrías describir el clima de una redacción de un diario?

La redacción es la oficina más linda que conozco. La del Diario Olé, por ejemplo, fue mi psicóloga durante unos dos años. Y hoy, que me toca estar un piso más arriba en el edificio, y también disfruto de ese ambiente, aunque me toca vivirlo de otra manera.

¿Hay diferencias entre la producción de un diario de papel y otro que se publica contenidos online?

Cuando trabajaba para el diario papel absorbía la adrenalina del cierre, y ahora mi función me obliga a vivir con esa sensación constantemente para no perderles el rastro a las tendencias o a los temas que están rankeando entre los competidores. Requiere de otra responsabilidad y mayor cautela: uno tiene que estar informado para poder vender una nota de cualquier sección en las redes sociales sin que el proceso demore demasiado. Eso es algo de lo que hacemos junto al equipo: elegir y publicar los contenidos que produce la redacción, aunque con un lenguaje adecuado a las redes sociales para poder generar tráfico en las páginas web.

¿Cómo combinaste el trabajo con la cursada y cuánto te sirvió la Licenciatura para forjarte como comunicadora?

La Universidad te brinda los elementos necesarios para salir a la cancha. También te demuestra que siempre hay algo por aprender, más allá de la experiencia que uno pueda acarrear. En la vida hay que establecer prioridades y el estudio debe ser una de ellas. Por ejemplo, ahora estoy cursando una Maestría en Periodismo y noto cuán útiles fueron los conocimientos que adquirí en las aulas de la UP. Te allanan el camino en varias oportunidades. También es clave rodearte de personas que te inviten a cultivarte. Más allá de la arenga que pueda darte un profesor o la familia, que siempre está, las conductas grupales contagian y en mi caso no hubo excepciones: compartí con grandes colegas, pero sobre todo excelentes personas. Eso ayudó a que, aun trabajando, pudiera completar la carrera en cuatro años.

¿Qué materias o contenidos destacarías del programa de la carrera que realizaste?

Todas te dejan algo, incluso las menos pensadas. Práctica Periodística II, por ejemplo, cambió por completo mi mirada a la hora de escribir. Me enseñó, de alguna manera, a fijar la mira en los detalles al momento de convertirme en mi propia editora o a trabajar bajo presión. También me amplió muchísimo el panorama Psicología del Deporte. A pesar de que mi función actual me obliga a estar atenta a todos los ámbitos, siempre estuve sumergida en el deportivo. Y, a partir de esa cursada, aprendí a evaluar otros factores al hacer un análisis o durante una entrevista. Son herramientas fundamentales que un periodista no debe ignorar. Si bien apenas nombré dos de las decenas de materias que rendí, es difícil elegir una. La Universidad de Palermo otorga la oportunidad de aprender de profesores con un amplio recorrido profesional, y ese es un lujo que debe aprovecharse.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

Que se preparen y aprovechen las herramientas que pone a disposición la Universidad. Que no se rindan, porque la profesión es dura pero también está hecha de sueños. Y, si ven que alguna puerta se cierra, que no duden de su potencial. Al contrario: que continúen perfeccionándose hasta que la oportunidad llegue. El periodismo no regala chances, pero esa no debe ser una excusa. Las excusas no se publican. Y uno tiene que estar dispuesto a luchar. Así se alcanzan las metas.

Patricia Naya Weil, egresada de Periodismo, es conductora de Fox Fans Latinoamérica

Patricia Naya Weil estudió Periodismo en la Universidad de Palermo y trabaja como conductora para Fox Fans Latinoamérica, una plataforma digital premium en la cual se publica contenido de entretenimiento relacionado a la programación del canal. Allí conduce una serie de vídeos sobre series y películas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual?

Siempre me gustó hablar a cámara. De hecho, Taller de Televisión I y II fueron de mis materias preferidas en la universidad. Me gusta mucho comunicar y entretener a las personas sobre temas que me apasionan, lo que es tremendamente fácil de hacer en Fox, ya que soy fan de muchas de las series y películas de las que hablamos. También me gusta participar en la redacción de guiones y en la planificación de los planos. Eso lo aprendí en la materia Televisión con Hernán Andrino.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la Universidad?

Creo profundamente que la universidad no está sólo para ir y aprender lo que está en los libros y apuntes. Es un red de networking, un lugar donde probablemente conocerás a personas que te enseñen y te ayuden mucho en el futuro. Mi mayor enseñanza fue aprender a relacionarme con los profesores. Por ejemplo, yo no tuve un solo tutor de tesis, tuve muchos: compañeros muy inteligentes y profesores que se ofrecieron a leer mi trabajo y darme una devolución. Aprender a relacionarme con este tipo de personas y crecer a partir ellos fue mi mayor enseñanza.

¿Hay alguna materia o profesor de la Universidad que te haya dejado alguna huella especial?

Sí, Hernán Andrino es excelente transmitiendo su pasión por la televisión. Esa cualidad hizo que yo rápidamente me enamorara de los planos y la edición de video.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en Periodismo?

Que aprovechen el lugar y las personas con las que comparten un aula. Que se esfuercen por ser conocidos, que los profesores sepan quiénes son, que no tengan miedo a participar en clase por equivocarse y que no vayan solo a estudiar sino que hagan amigos. La universidad es lo que hacemos con ella y hay que saber disfrutar el camino y sacarle el mayor provecho a la experiencia.

El egresado de Periodismo UP, Tomás Labrit, se desempeña como redactor en el periódico El Barrio

Tomás es redactor del Periódico El Barrio, un medio zonal que desde 1999 se distribuye mensualmente en los barrios porteños de Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan y Villa Pueyrredón. Trabajó allí de forma paralela a la carrera de Periodismo en la UP, por lo que lo considera como un segundo espacio de aprendizaje. Por otro lado, en los últimos dos años colaboró en la producción de un libro sobre corrupción en el fútbol titulado La final bastarda, escrito por los periodistas Marcelo Benini y Pedro Fermanelli, que recientemente salió a la venta.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual o de tu profesión?

Me gusta la diversidad de la tarea que realizo: desde redactar notas y hacer entrevistas, hasta editar textos de colaboradores y administrar cuentas de redes sociales. Al trabajar en una estructura editorial pequeña, mis actividades diarias son variadas.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la Universidad?

Que los medios de comunicación son empresas y en consecuencia tienen sus intereses. Al ingresar a la facultad tenía una visión más inocente sobre el rol del periodismo y su ejecución en el día a día.

¿Hay alguna materia (o profesor) de la Universidad que te haya dejado alguna huella especial?

Les agradezco a Mariano Aguas (Ciencia Política) y Javier Piñeiro (Pensamiento Contemporáneo) por siempre invitarme a pensar y a Alejandro Di Giacomo (Periodismo Deportivo) y Walter Vargas (Olimpismo y Deportes Federados) por enseñarme que el fútbol es mucho más que 22 jugadores corriendo alrededor de una pelota.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

No se encasillen únicamente en el periodismo deportivo, particularmente en el fútbol. Que expandan sus conocimientos y áreas de interés para su propio conocimiento y sobre todo por su desarrollo laboral futuro.

Pilar Rahola disertó sobre las fake news en la Facultad de Ciencias Sociales UP

La prestigiosa periodista y filóloga catalana Pilar Rahola charló en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo con los alumnos de las carreras de Periodismo, Ciencia Política y Relaciones Internacionales sobre las fake news, el fenómeno de propagación de noticias falsas que año tras año crece exponencialmente en Internet.

A modo de introducción sobre el tema, Rahola explicó que las fake news “es la estrategia de crear noticias falsas que a golpe de repeticiones se convierten en una verdad” y, según precisó, “no es nueva” porque “viene de la época de Göbbels, la capacidad que tiene la mentira frente a la verdad es histórica. Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”.

Sin embargo, si bien las falsas noticias existen desde hace tiempo, la periodista catalana y autora de varios libros sostuvo que el reciente advenimiento de las redes sociales y auge del periodismo online potenció el fenómeno: “El poder que tienen las fake news en estos momentos es más viral. La difusión de noticias falsas ahora tiene que ver con la rapidez. Y esa rapidez que te imponen las redes sociales tiene un costo, que es la veracidad”, subrayó.

Junto al director de la carrera de Periodismo UP, Pablo Mendelevich, y ante un auditorio lleno de estudiantes con interés en conocer más acerca de esta tendencia, Pilar Rahola detalló que “la presión viral es momentánea pero muy fuerte. Eso da pie a las fábricas de bots, es decir aquellos que inventan identidades falsas en redes sociales que defienden una idea. Estamos permanentemente en la falsedad”.

Por su parte, Rahola también hizo foco en las figuras influyentes, aquellos personajes que surgieron al calor de las redes sociales y que, al igual que los bots, pueden manipular la opinión pública: “Cuanto más poderoso eres, más capacidad se tiene de influencia. Es brutal la capacidad que tiene la gente influyente de poder jugar con la verdad y la mentira porque tiene una gran capacidad de viralidad que cuando querés dominar o controlar esa situación es difícil. La peor fake news es la que se hace desde el poder”, enfatizó.

Para contrarrestar este contexto, la periodista del diario español La Vanguardia compartió algunos consejos con las futuras generaciones de periodistas: “Si tengo que decirles algo, lo primero que les diría es que busquen siempre la complejidad, lo fácil no sirve. Lo inmediato, lo que explica todo en una respuesta cuando estamos en una situación compleja, no sirve. Conviértanse en libre pensadores siempre. Tenemos demasiados predicadores pero poco prensadores, tenemos muchos creyentes pero pocos pensadores. Hay una famosa frase que tenemos más creyentes que pensadores, porque es más fácil creer que pensar, reflexionar es la única salvación. Esa es la respuesta de cómo nos defendemos de esto”.

Por eso, la española invitó a los alumnos a tener siempre un pensamiento crítico: “Ustedes no están aquí para tener respuestas, sino para aprender a tener preguntas. El periodista se pregunta no responde, luego llegará a conclusiones pero siempre tendrá en la mochila más preguntas que repuestas porque la realidad es compleja”. Y a su vez les aconsejó: “Estar en contradicción permanente con sus ideas y recordar que en un conflicto la primera víctima es la verdad y cuando la tengan, contrástenla”.

Finalmente, a modo de cierre, la escritora concluyó que a simple vista el panorama puede parecer complejo pero hay que tener en cuenta que “cada vez va a ser más difícil que se crea en las noticias falsas porque ya hemos descubierto el fenómeno. Y así como están los almacenes o fábricas de bots también están los anti bots. El fenómeno de Internet es muy joven y ahora aparecen leyes como el derecho al olvido, por ejemplo. Por lo que poco a poco nos iremos estabilizando”, sintetizó con optimismo.

Clase magistral de Guillermo Salatino: “Sean ustedes mismos y no dejen de estudiar”

“No se puede ser un buen periodista si uno no es uno mismo, si uno no se forma a conciencia, con dedicación, si no se estudia todo el tiempo. No hay grandes secretos para esta profesión: leer, cuidar el lenguaje, respetar las fuentes de información y sobre todo al receptor del mensaje, para quienes transmitimos la información. Y siempre ser auténticos”, aconsejó Guillermo Salatino, el extenista y periodista de reconocida trayectoria y reconocimiento internacional, en una charla que realizó en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo para los estudiantes de Periodismo.

Por su parte, Salatino, profesor de la Universidad, también comentó sobre otro de los temas que más conoce: la Copa Davis. “El negocio está matando al deporte en este caso. No se puede romper la tradición, ya no vamos a ver en Buenos Aires a nuestras tenistas jugando para el equipo nacional. Vamos a darle tiempo al nuevo formato y ver qué pasa. Pero yo no estoy de acuerdo, se está matando la tradición, se puede provocar un daño enorme”, sostuvo al respecto.

El encuentro a su vez avanzó por innumerables situaciones que Salatino vivió con los grandes del tenis mundial, como por ejemplo desacuerdos y luego reencuentros con Guillermo Vilas, cortesías y simpatías con Roger Federer o Rafael Nadal, contrapuntos furiosos con David Nalbandián y la gran cercanía con Gabriela Sabatini, fueron algunas de las anecdotas que estuvieron presentes en el relato del profesor.

En tanto, Salatino reflexionó sobre el deporte y cómo se ejerce la profesión en la actualiadad: “El periodismo de tenis cuando empecé y el tenis mismo eran otra cosa. Vale decir que lo que jugaba Vilas no era tenis si se lo compara con el de hoy. Cambiaron los implementos, las canchas, las pelotas, las raquetas, el entorno, el negocio. Hoy estamos en presencia de otra cosa, ni mejor ni peor sino completamente distinta. Con el periodismo pasa igual, pasamos de los teletipos al Twitter. Nada es lo que era y hay que adaptarse“, afirmó.

Cabe destacar que Salatino vivió el crecimiento y la expansión del tenis, así como el proceso de avance del amateurismo al profesionalismo desde la década de 70´. Además, de estar en permanente contacto con el circuito profesional y los grandes campeones como André Agassi, Pete Sampras, Boris Becker, Steffi Graf, Rafael Nadal o Roger Federer. También la evolución en ese deporte en Argentina, desde Guillermo Vilas a Juan Martín Del Potro. “Que Argentina ganara la Copa Davis en 2016 lo viví también como la coronación de mi trayectoria, me emocionó y hasta lloré al relatar esa victoria tan esperada“, relató Salatino, con todo lo que significa para un profesional formado y con trayectoria como él.

Fernando Vásquez, de Ecuador, estudió Periodismo UP y trabaja en Radio Caracol

Fernando, graduado de Periodismo deportivo de la Universidad de Palermo, trabaja en un medio de comunicación llamado Radio Caracol, de la ciudad de Ambato, Ecuador. Es reportero del Club Deportivo Macara, realizó programas deportivos en plataformas de Facebook y cubrió partidos de la Liga Profesional de Ecuador, su país natal, al igual que de competencias internacionales como la Libertadores y la Sudamericana. Es por ello que define al periodismo más que como una profesión, como “un estilo de vida”.

¿Qué es lo que más le gusta de tu posición actual?

Me da la oportunidad de desarrollarme en lo que más me apasiona que es el fútbol. Me otorga la chance de conocer personas ejemplares y lugares maravillosos. Siento que cuando amas lo que haces, todo se vuelve más entretenido y fácil de hacerlo.

¿Qué herramientas te aportó la UP para tu profesión?

La UP me aportó la facilidad de palabra y el educarme continuamente, pero sobre todo el tratar con profesionales que trabajan en medios de comunicación muy importantes a nivel internacional. Eso me motivó para llegar más alto en la escala profesional y poder lograr grandes objetivos profesionales.

¿Hay alguna asignatura que recuerdes en lo particular?

Todas las materias han sido muy importantes a lo largo de mi vida universitaria, pero las que más me han marcado son el Periodismo Deportivo y el Taller de Escritura, ya que son las que más me han ayudado para mi trabajo actual y he podido aplicar diariamente.

¿Qué les aconsejarías a los futuros graduados en periodismo?

Que amen lo que hacen, disfruten cada momento y detalle que esta profesión ofrece día a día. Que sigan sus sueños y que jamás se den por vencidos. El periodismo es una vocación muy sacrificada, pero al final del día siempre te quedas con la satisfacción del trabajo bien hecho. Porque realmente el periodismo es una carrera, un estilo de vida, que te llena en muchísimas aspectos, ya sea del plano profesional como personal.