La responsabilidad de los medios en la cobertura de temas de interés social

Este martes en el auditorio de Mario Bravo 1259, en colaboración con el Foro Periodismo Argentino (FOPEA), se realizó una charla sobre la responsabilidad de los medios de comunicación a la hora de cubrir temas de interés social. El panel estuvo integrado por periodistas, Ignacio Girón (Telefé) y Yanina Sibona (TN), y representantes de organizaciones civiles, Florencia Drucker (ONG Techo) y Natalia Calisti (UNICEF).

Fue la representante del organismo de cooperación de las Naciones Unidas quien inició el coloquio explicando el vínculo de UNICEF con la temática: “Contamos con comunicadores y trabajamos fuertemente en nuestros talleres para lograr que se aborde la información desde una perspectiva de derechos sociales, en especial los de los niños. No hay que buscar el morbo”. Además, Calisti detalló que existen herramientas y plataformas que buscan desterrar estereotipos de religión, género y clase, amparadas en leyes locales y tratados internacionales respecto a la diversidad.

Prosiguió Yanina Sibona, cronista multimedia de TN, que produce y realiza historias de familias que se publican en la web del canal y luego se emiten en la señal de televisión. Este segmento llamado “Somos Familia” realiza entrevistas con padres solteros, transexuales, que llevan a cabo métodos de fertilización asistida y diversos temas “que tienen un denominador común: el amor”. Para Sibona, el mayor desafío es “saber contar historias tan puntuales para todo el mundo, que se comprendan”. Y reconoció: “Una misma va aprendiendo sobre la marcha”.

Por otra parte, la organización social Techo trabaja con familias en situación de vulnerabilidad social respecto a sus hogares. En Argentina, existen 4400 barrios populares, que albergan 835 mil familias. “El contenido de lo que hacemos no se suele ver en los medios. Intentamos hacer foco en las historias de vida, donde un grupo de vecinos se reúnen en los barrios y trabajan por construir y mejorar los lugares donde viven”, detalló su representante Florencia Drucker. Según una encuesta de Techo, cuatro de cada diez argentinos creen que las personas que viven en asentamientos lo hacen por decisión propia. “Se cree que son pobres porque quieren, buscan cobrar planes o son vagos. Trabajamos por desmitificar estos sentidos con información y datos concretos”, comentó Drucker.

“Todos los días tomamos decisiones a la hora de realizar notas de fuerte contenido social. Siempre estás al borde meter un golazo, una nota que aporte a la sociedad, o meter la pata, pero intentamos tener perspectiva periodística desde los derechos y por eso trabajamos con organizaciones como UNICEF y Techo”, contó Ignacio Girón. El columnista del noticiero central de Telefé expuso un informe propio sobre familias que pasan hambre en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. “Sacamos contenido de esta nota. Por ejemplo, un nene que entrevistamos y lloraba por hambre. Nos pareció que no estaba bueno exponerlo al chico a esa situación, que tenga que volver al colegio tras haber contado eso en la tele”.

Anuncios

“Cuadernosgate”: Diego Cabot, periodista de investigación del diario La Nación, en la UP

La Facultad de Ciencias Sociales recibió este lunes a Diego Cabot, periodista de La Nación, quien llevó adelante la investigación periodística “Cuadernosgate”, que reveló los sobornos en la obra pública realizada durante el gobierno anterior. La charla dirigida a alumnos de la carrera de Periodismo fue moderada por Javier Navia, docente UP.

A un mes de que tomase estado público la investigación de los cuadernos que detallan pagos y coimas a funcionarios, Cabot no se arrepiente: “La sociedad argentina merecía saber la relación contractual entre el Estado y los realizadores de obra pública. Hay políticos que no pueden justificar la casa en la que viven y ni siquiera el traje que visten”. Aunque admitió: “Tuve miedo al declarar, aunque advertí a mis hijos que podrían decir cualquier cosa de su papá. Tuve y tengo amenazas y también temor”.

Según Cabot, el desenlace de un arduo trabajo sucedió un miércoles por la mañana, cuando se dieron a conocer detalles del modus operandi de pagos ilegales de empresarios a funcionarios y se produjeron diversas detenciones. Pero todo empezó en enero, cuando los famosos cuadernos llegaron a sus manos y optó por no difundir el material recibido, sino ahondar en detalles, realizar los chequeos correspondientes junto a su equipo de investigación y personalmente con actores de los hechos, además de la construcción de base de datos para identificar y discernir información. “No publiqué ni dije nada a la Justicia. Solo iba informando de mis avances al secretario de redacción, José Del Río, y al sub director y uno de los dueños del diario, Fernán Saguier”, detalló el periodista, que inició como pasante en 2004 en La Nación, y también es abogado.

En abril, decidió hablar con el fiscal (Carlos) Stornelli para ser asesorado, que la investigación se transformase en causa y declarar bajo juramento. “La Justicia puede intervenir teléfonos, allanamientos y millones de cosas que los periodistas no”, justificó. Ante la consulta judicial sobre los cuadernos, Cabot explicó: “Los tenía una persona, pasaron a otras y luego llegaron a mí. Ante la Justicia no dije nada de quién me los había dado, por cuestión de reservar mis fuentes. Más adelante, el fiscal me indicó que contacte a mi fuente y le pida que declare para que avance la investigación. Oscar Centeno (ex chofer de Julio De Vido) aceptó, lo acompañé a Comodoro Py, hasta lo llevé a su casa cual remisero”, bromeó.

Luego de ello, se dirigió al diario y tuvo una decisiva reunión sobre cómo avanzar periodísticamente. “Se filtró la detención de Centeno por otro medio, eran las 9 de la noche y se armó un despelote. Había un compromiso de no romper el pacto de silencio, y decidimos esperar, que salga información parcial en el diario de papel. Cuando se produjeron las 11 detenciones, se subió todo a la web. Nunca tuvimos presión por dar la primicia o contar tal o cual cosa. Preferimos ir después de los hechos, aunque sabíamos todo: quiénes serían allanados y dónde”, precisó el entrevistado.

Ante la consulta de una estudiante de la carrera de Periodismo, de por qué llegaron los cuadernos a sus manos, Cabot respondió: “Siempre me pregunto por qué una fuente me dice lo que me dice. Puede haber mil motivaciones, uno no siempre llega a esa respuesta. Abandoné la búsqueda de ese motivo y me centré en encontrar la verdad”.

Rusia 2018 se vivió en la UP

Juan Furlanich: el relato y las transmisiones deportivas de un Mundial

El experimentado relator de fútbol de TNT Sports y Direct TV, y profesor de la materia Relato Deportivo de la UP, con amplia experiencia en competiciones internacionales, expuso sobre las características de las transmisiones y los relatos en una Copa del Mundo, ante un auditorio integrado mayoritariamente por estudiantes de la carrera de Periodismo y Periodismo Deportivo.

Según Furlanich, este tipo de competiciones, como un Mundial, una Eurocopa o un Juego Olímpico no tienen nada librado al azar, la FIFA, la UEFA o el Comité Olímpico Internacional establecen los modos y estilos de televisaciones, con pautas muy estrictas y detalladas, donde todo se cumple estrictamente bajo un cronograma planificado minuto a minuto que enmarca la emisión de TV.

“La cámara hace una toma de las gradas, luego va toma de la pelota, salida de los equipos y comienzo del juego. Todo, paso a paso. Todo está planificado segundo a segundo”, detalló Furlanich, que también es profesor de la materia Relato Deportivo en la UP.

Por otra parte, indicó que los relatores y periodistas “se preparan del mismo modo que los futbolistas” a la hora de ir a cubrir un torneo de esta magnitud. “Ver muchos partidos, conocer a los futbolistas y entrenadores, su trayectoria, leer mucho, incluso medios del exterior, todo eso nos prepara. Pero es lo que la gente no ve. Muchos creen que uno se pone frente al micrófono y relata, es mucho más que simplemente eso”, advirtió Furlanich a los alumnos.

Alejandro Di Giacomo, coordinador de las carreras de Periodismo y Periodismo Deportivo, actuó como moderador en el encuentro, que también mostró imágenes alusivas a esas coberturas y materiales estadísticos y se cerró con numerosas preguntas de los estudiantes. La cita se enmarcó en una serie de charlas y debates académicos y didácticos referidos al Mundial de Rusia 2018.

Chequeado: La verdad de la información

El pasado Jueves 7 de Junio de 2018 en la Universidad de Palermo se realizó la conferencia de Chequeado a cargo del periodista Matías Di Santi jefe de redacción del medio de comunicación. 

El tema principal de la conferencia tuvo que ver con la formación, el trabajo y los objetivos de chequeado. Como indica en su página de Facebook su misión es “Ayudar a reducir el margen de impunidad intelectual en aquello que se dice, se escribe, se promete, se critica o se oculta. 

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo, personas de pie, árbol, césped, planta, exterior y naturaleza

Equipo de Chequeado

(más…)

La desinformación: una problemática que crece en redes sociales

Con la creciente popularidad de las redes sociales, el acceso a la desinformación se ha hecho mucho más fácil.  Aunque les permiten a los usuarios difundir contenidos fácilmente con otros, no hay ningún requisito previo que permita confirmar previamente su veracidad. Como resultado, esto lleva a que muchas personas lean sobre hechos que no son reales y, en muchos casos, que se viralicen. Matías Di Santi, el jefe de redacción de Chequeado, se acercó a la Universidad de Palermo el pasado jueves para explicarnos sobre este fenómeno.

(más…)

Google Trends: el valor de conocer a la audiencia

Qué buscan los usuarios, de qué manera, en qué horarios, desde qué países. Esas son algunos de los datos a los que se puede acceder a través de Google Trends, una herramienta que existe desde hace 14 años y que sigue sumando funciones: en su última actualización permite ver la cantidad de búsquedas que tiene cada tema.

Juan Manuel Lucero, coordinador de News Lab Google Sudamérica, explicó que esta aplicación se nutre de tres grandes fuentes de información: tres millones de búsquedas en Google en todo el mundo, 500 mil videos qué se suben a YouTube por día y un millón de noticias de medios periodísticos que se encuentran dentro de Google News.

“Lo que hacemos los seres humanos cada vez que hay un evento que nos interesa, nos da curiosidad, nos genera anhelo o deseo, es convertir cualquiera de esas cosas en una pregunta y se la hacemos al buscador esperando encontrar respuestas o esperando que nos ayude a encontrar los sitios que tienen las respuestas a esas preguntas”, aseguró Lucero en una conferencia en la Universidad de Palermo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que nos va a permitir Google Trends es tener una radiografía del deseo o del interés de los seres humanos sobre los distintos temas“, agregó. Para el periodismo, sirve para ver qué temas no se están cubriendo o buscar enfoques nuevos. Lucero explicó que muchas veces “por intuición” se cree que el interés está puesto en un lugar pero realmente no es así.

Esta herramienta permite ver cómo fue la curva de interés en los distintos temas, cuándo fue el pico máximo que acumuló más búsquedas, la cantidad de artículos relacionados en los medios, consultas relacionadas, el modo específico en el qué los usuario le preguntan al buscador y comparar las curvas de interés de distintos temas.

Sin embargo, Lucero aclaró que no hay forma de ver cuáles fueron los temas más buscados, sino que los que se puede visualizar son aquellos que tuvieron un mayor crecimiento en las últimas 24 horas en tiempo real, con un desfasaje de entre 3 y 5 minutos.

Si bien las redes sociales también permiten ver cuáles son las tendencias del momento, afirmó que hay una diferencia fundamental: “Cuando nosotros vemos tendencias en redes sociales vemos aquello que la gente de manera deliberada quiso decir, comentar, compartir, y ese es un porcentaje de todo lo que a nosotros nos interesa”. Según explicó, las búsquedas en Google son más “honestas“, ya que hay cosas que la gente no publicaría en redes sociales por “vergüenza”. Al respecto, aseguró que la base de datos es anónima y que solo registra qué se busco, desde dónde y a qué hora.