UP

Fernando Vásquez, de Ecuador, estudió Periodismo UP y trabaja en Radio Caracol

Fernando, graduado de Periodismo deportivo de la Universidad de Palermo, trabaja en un medio de comunicación llamado Radio Caracol, de la ciudad de Ambato, Ecuador. Es reportero del Club Deportivo Macara, realizó programas deportivos en plataformas de Facebook y cubrió partidos de la Liga Profesional de Ecuador, su país natal, al igual que de competencias internacionales como la Libertadores y la Sudamericana. Es por ello que define al periodismo más que como una profesión, como “un estilo de vida”.

¿Qué es lo que más le gusta de tu posición actual?

Me da la oportunidad de desarrollarme en lo que más me apasiona que es el fútbol. Me otorga la chance de conocer personas ejemplares y lugares maravillosos. Siento que cuando amas lo que haces, todo se vuelve más entretenido y fácil de hacerlo.

¿Qué herramientas te aportó la UP para tu profesión?

La UP me aportó la facilidad de palabra y el educarme continuamente, pero sobre todo el tratar con profesionales que trabajan en medios de comunicación muy importantes a nivel internacional. Eso me motivó para llegar más alto en la escala profesional y poder lograr grandes objetivos profesionales.

¿Hay alguna asignatura que recuerdes en lo particular?

Todas las materias han sido muy importantes a lo largo de mi vida universitaria, pero las que más me han marcado son el Periodismo Deportivo y el Taller de Escritura, ya que son las que más me han ayudado para mi trabajo actual y he podido aplicar diariamente.

¿Qué les aconsejarías a los futuros graduados en periodismo?

Que amen lo que hacen, disfruten cada momento y detalle que esta profesión ofrece día a día. Que sigan sus sueños y que jamás se den por vencidos. El periodismo es una vocación muy sacrificada, pero al final del día siempre te quedas con la satisfacción del trabajo bien hecho. Porque realmente el periodismo es una carrera, un estilo de vida, que te llena en muchísimas aspectos, ya sea del plano profesional como personal.

Belkis Icela Martínez Cárcamo, de Honduras, estudió Periodismo UP y trabaja en La Nación

Belkis Icela Martínez Cárcamo, graduada de la carrera de Periodimo de la Universidad de Palermo, es redactora colaboradora en la sección de Deportes del diario La Nación. Allí escribe sobre fútbol femenino así como también sobre cualquier historia de interés social o casos que estén relacionados a los deportes y que no hayan trascendido en los medios convencionales. Además, trabaja en modalidadfreelance en el diario deportivo Diez de su país de origen, Honduras, donde trata temáticas relacionadas con el fútbol argentino y la actualidad a nivel mundial. A su vez, cubre partidos de Copa Libertadores para el canal Diez TV y sus plataformas digitales.

¿Qué es lo que más le gusta de tu posición actual?

Siempre quise estudiar y dedicarme a algo que ayudara a las personas. Y sabía que el periodismo era el medio para hacerlo. El tema fue cuando llegué a la Argentina desde Honduras, porque conocía muy poco de su historia y entendía aún menos su política. Entonces comenzaron los retos. Como sabía que el diario La Nación era uno de los medios más importantes del país, con un gran prestigio, decidí realizar la maestría que tiene el diario. Pero a lo largo de la carrera, fui decantando hacia los deportes. Hay una brecha muy estrecha entre deporte y política, es más, están profundamente relacionados. Y así empecé a escribir sobre lo que pasa alrededor del fútbol o cualquier otra disciplina, porque hay demasiadas cosas que no salen a la cancha. Yo voy por ese lado, escribir sobre lo que se desconoce y que afecta a mucha más gente de la que beneficia. Hace unos días me escribió una señora de quien escribí una nota en enero sobre el fútbol femenino y el Mundial invisible (México 1971). Me contó que a raíz de esa nota en el diario la habían llamado de la embajada de Estados Unidos y Puerto Rico para hacer una presentación de la actualidad del femenino en la Argentina. Es muy bueno que pasen estas cosas a ese tipo de gente, que lleva años luchando para reconstruir historias que permanecen ocultas.

¿Qué herramientas te aportó la UP para tu profesión?

La UP me dio todas las herramientas que debería tener como profesional. Me puso en contacto con periodistas consolidados en los medios y eso es muy importante para los que recién empiezan. Aprendí lo más esencial de la carrera, desde la redacción hasta sentarme adelante de una cámara o un micrófono para contar una noticia. Se nota y mucho cuando una persona ha tenido clases de redacción, locución y TV, porque encuentra distintas formas de contar una historia. Y eso solo me lo dio la UP. Además me motivó a permanecer con las opciones abiertas: no me encerré en la redacción, en la locución o en la TV. Con lo que tenía, debía salir de mi zona de confort y más en este momento en el que el periodismo está viviendo estos desafíos con la era digital.

¿Hay algún profesor que recuerdes en lo particular?

Si me pongo a pensar en cada una de las materias, no podría quedarme solo con una. Todas fueron fundamentales en la carrera, y de todas me quedé con algo. Los profesores y periodistas que trabajan en la UP son de gran aporte para los alumnos y ahora que lo pienso creo que los molesté a casi todos. Pero si tuviese que nombrar a uno o dos sería a Walter Vargas, de Olimpismo y Deportes Federados, por lo que significa él como profesional y la influencia que ejerce en los alumnos que se quieren dedicar al periodismo deportivo. Por otro lado, estaría Osvaldo Principi, con Boxeo, Básquet y Automovilismo. Está buenísimo que sean los especialistas en esas ramas los encargados de enseñar esas disciplinas. La diferencia es notoria.

¿Qué les aconsejarías a los futuros graduados en periodismo?

Que no hay que bajar los brazos. Es cierto que los retos para poder destacarse son cada vez mayores. Llega un momento en el que uno ve inalcanzable la posibilidad de dedicarse al periodismo, con la llegada de los influencers a los canales de televisión. Y te preguntas por qué él está ahí y no vos que durante cuatro años estudiaste tu carrera. Por eso hay que estar preparados para ofrecer cosas nuevas a los medios de comunicación y a la vez atender las redes sociales, a nosotros los jóvenes. Ya tenemos la base, cómo contar una noticia, el internet y las redes sociales, el resto depende de nosotros. Esta es una era de oportunidades, no de crisis. Solo tenemos que saber aprovecharla.

Escándalo River-Boca: la opinión de nuestro profesor Walter Vargas

Walter Vargas, escritor y periodista reconocido del Diario Olé y docente UP de la cátedra «Olimpismo y Deportes Federados», nos brindó su visión sobre los bochornosos sucesos ocurridos el pasado fin de semana, cuando debió disputarse la segunda final de Copa Libertadores entre River y Boca. El análisis del asunto a cargo de un especialista en la materia.

¿Cómo se llegó a vivir una jornada tan triste para nuestro deporte y país? 

Este episodio no fue más que una bomba de tiempo, de larga data, jamás desactivada. Hace muchos años que en el registro de una hipótesis de conflicto permanente el fútbol argentino estaba en óptimas condiciones de escribir una página de esta índole.

¿La sociedad argentina, la cultura futbolera nuestra, está en crisis o enferma?

En efecto. Podría decirse que sí, que hay en la sociedad argentina una cierta dosis de patología y también en el fútbol, lo cual en algún sentido podría tener rango de espejo, pero sólo en algún sentido. La violencia, por ejemplo, las distintas expresiones de la violencia (sea en su vertiente literal, sea en su vertiente simbólica) nos atraviesan de forma horizontal, pero al interior del fútbol se cuecen habas específicas. Los barras, las barras, son una especie de Frankenstein fabricado al interior del fútbol mismo al calor de un espeso cóctel que contiene impericia, debilidad, omisión y, en más de un caso, comisión: los hinchas “caracterizados” devenidos socios de los clubes.

Dicho esto, también considero que asistimos a la entronización de una cultura barrabrava que determina el ideario del hincha presuntamente “bueno”: la descalificación del hincha que simpatiza con una camiseta diferente de la propia, las banderas de la homofobia y la xenofobia, el mundo parcelado en ganadores y perdedores, el malsano predominio de la satisfacción por la derrota ajena incluso por encima de la satisfacción por el triunfo propio, etcétera. Habría que ver cuántos hinchas están éticamente autorizados a reclamar transparencia, nobleza, ética y demás.

¿A quiénes consideras responsables de que ocurra algo así? ¿Cómo viste el accionar de Conmebol y la intervención FIFA con el propio Infantino en el estadio?

Es una película sin buenos: ni la FIFA, ni la Conmebol, ni la dirigencia de River y de Boca, ni los organismos de (in)seguridad son inocentes. Por más que en este caso los agredidos hayan sido los jugadores de Boca y que tampoco sea cuestión de licuar las responsabilidades individuales: no cualquiera es capaz de tirar una baldosa contra las ventanillas de un micro repleto de personas.

¿Infantino? Me sabe un Grondona que tal vez use perfumes más caros de los que usaba Don Julio y beneficiado con el paraguas de su porte de señor culto, su habilidad para hablar más de un idioma y demás. No más que eso.

¿Qué te pareció el accionar y el rol de los medios en todos estos días? 

No hay otro periodismo ni otros medios de comunicación que los que nos han tocado. Salvo honrosas excepciones: verborragia, ligereza, alegre desconocimiento, espontaneidad mal entendida y discernimiento de cocción incompleta. Todo eso, claro, al son de la batucada del divismo crónico: el periodista ufano de su delirante atribución de creerse más trascendente que el hecho mismo.

¿Cómo crees que culminará este asunto sin precedentes?

La Conmebol es un cambalache. Los dirigentes de Boca y de River jugarán sus cartas, Angelici y D’Onofrio defenderán hoy principios que no defendieron en el tristemente episodio de 2015, sobrevolarán otros intereses, otras presiones (por ejemplo, los derechos de televisación) y los encargados de establecer un veredicto, hasta donde se sabe insospechados de formación y aptitud suficientes, navegarán aguas turbulentas y en cualquier caso tendremos la sensación de que la Justicia había llegado tarde, sucia y despeinada.

No imagino castigos que se correspondan con la gravedad de los hechos y mucho menos un cambio positivo. Tendremos, deduzco, algunas gotas de gatopardismo (cambiar algo mínimo para que nada cambie), espasmos de moralidad, caras de circunstancias frente a las cámaras, declaraciones de principios que en realidad nadie estará dispuesto a honrar, satisfacción en los ganadores, ira explícita o soterrada en los perdedores, panelistas viejos o nuevos que echarán luz sobre la verdad de la milanesa, etcétera. En fin, sera más de lo mismo.

La Universidad de Palermo fue sede del XIII Congreso Internacional de Periodismo de FOPEA

El XIII Congreso Internacional de Periodismo del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) se desarrolló durante dos jornadas en la sede de la Universidad de Palermo bajo la temática «El valor del periodismo profesional contra la corrupción», con paneles y debates sobre el ejercicio periodístico, el rol de la televisión ante el advenimiento de las redes sociales, la cobertura sobre temas económicos, judiciales y de narcotráfico, la innovación en los contenidos digitales, el conocimiento sobre nuevas audiencias y plataformas de comunicación, así como formas de visualización de datos, entre otros temas de interés.

En la apertura del evento, la decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo, Elsa Zingman, señaló: “Formar a un periodista es mucho más que enseñar técnica periodística. Es, entre otras cosas, otorgarle una mirada que le permita encontrar la noticia con un profundo conocimiento de la cultura y la sociedad y con un fuerte compromiso con la ética y los valores. Con estos principios, quisiera darles la bienvenida y felicitar a FOPEA por su férreo compromiso con el periodismo ético y de calidad”.

Por su parte, Pablo Mendelevich, director de la Licenciatura en Periodismo de la UP, también resaltó el valor del periodismo y sostuvo que “mejora la democracia”, al igual que el presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero, quien además compartió la noticia del reciente reconocimiento que recibió el Congreso FOPEA al ser declarado de interés cultural por el Senado de la Provincia de Buenos Aires.

“El periodismo mejora la democracia. No hay nada que enaltezca más esa correspondencia que el periodismo de investigación. Cuanto mejor es el periodismo de investigación, mejor es la democracia”, sintetizó Mendelevich, mientras que Sclauzero concluyó: «La búsqueda de la calidad es para nosotros lo que la búsqueda de la verdad es para el periodista. Pregonamos calidad periodística”.

De esta manera, el XIII Congreso Internacional de Periodismo del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) comenzó con una reflexión general sobre la profesión periodística, para luego girar en torno a los siguientes ejes: periodismo de investigación, desafíos tecnológicos, fake news y visualización de datos.

Periodismo de investigación

Entre los puntos más destacados de la agenda se encontró la presentación que hizo el periodista de La Nación, Diego Cabot, y su equipo de trabajo, Candela Ini y Santiago Nasra, sobre la investigación Los cuadernos de las coimas.

“Esta investigación impactó en toda la redacción, en todas las secciones porque se pusieron a trabajar todos en un mismo tema. Fue una cobertura que salió de lo ordinario y lo primero que hice fue reconocer que no podía trabajar solo. Esas cosas hay que saber entenderlas a tiempo”, recordó Cabot, quien -por la envergadura del trabajo- decidió armar un equipo colaborativo para analizar toda la información que, más tarde, revelaría uno de los hechos más importantes en el país en materia de corrupción.

“Me parece interesante destacar el periodismo colaborativo. Cada vez más el periodismo de investigación necesita apoyarse en otros periodistas, en una red de trabajo”, agregó Hernán Cappiello, periodista de La Nación que ofició de moderador en este panel.

En tanto, en el Congreso de FOPEA se sucedieron otros paneles de diversas temáticas con la participación de Américo Martins, Head of Americas & Europe, BBC World Servic; Mónica Gutiérrez, periodista de América TV; Daniel Sticco de Infobae; Lorena Maciel de TN; Jairo Straccia de Diario Perfil; Miguel Wiñazki de Clarín; Luis Majul de América TV; entre otros periodistas, que sirvieron como espacio de reflexión y debate sobre temas de actualidad y gajes de un oficio que cada vez encuentra más exigencia en un demandante contexto tecnológico.

Desafíos tecnológicos

En ese sentido, Liliana Parodi, gerente de programación de América, y Roberto Mayo, gerente de noticias de Telefé, compartieron su visión sobre los desafíos que presenta generar contenidos en la era de las multiplataformas, a la vez que destacaron el rol del periodista.

“Los teléfonos son elementos geniales de difusión y generación de contenido pero todavía hay alguien que produce, chequea y edita ese contenido. El periodismo sigue siendo necesario”, analizó Parodi, a la vez que agregó: «El material de las redes sirve pero hay que chequearlo, como siempre se hizo. Debemos reconvertir nuestro trabajo de acuerdo a las nuevas tecnologías, sin descartar a las personas».

Por otro lado, Mayo refirió a la producción de contenido para una “diversificada” audiencia: “Existen fuentes de información como nunca, pero se debe ser más rigurosos con el trabajo periodístico de consultar y validar las informaciones”.

Fake News

Así como la tecnología fue un tema recurrente durante el Congreso de FOPEA, las fake news ocuparon un lugar central en el análisis de los distintos paneles.

“Hicimos una investigación sobre fake news. Tenemos un departamento hace 40 años para chequear y es un trabajo constante”, sostuvo Américo Martins en su presentación, para detallar cómo trabajan desde la BBC con las noticias falsas, una de las problemáticas más comunes que actualmente enfrenta el periodismo. A su vez, Martins citó -hacia el final de su presentación- al escritor británico George Orwell, quien también trabajó en la BBC: ¨La libertad de expresión es el derecho de decirle a la gente lo que no quiere saber¨.

Sobre el mismo punto, el periodista Luis Majul hizo una especial mención al destacar que siempre «es muy útil separar la información de la opinión, la información del ruido, los hechos de la interpretación, las noticias comprobables de las falsas noticias».

En el panel ¿Qué periodismo se hace en la Argentina?, Majul también aprovechó para aconsejar a los estudiantes de periodismo “tener en cuenta el manual de estilo de FOPEA” y, para quienes se inicien en el oficio de buscar la verdad, agregó otra consideración: «Hay algo que es lo principal que tiene que tener un periodista de investigación que es la actitud, la coherencia y el sostener una investigación».

Visualización de datos

Finalmente, en cuanto a la forma de comunicar, el panel de periodistas especializados en economía, el cual fue moderado por el vicepresidente de FOPEA, Alfredo Zacarías, ahondó en las diferentes maneras en qué las noticias económicas deben ser difundidas: «Es fundamental saber de qué se habla para que el mensaje que se quiere transmitir sea lo más claro posible y no preste a confusiones», señaló Sticco (Infobae), mientras que Straccia (Perfil) añadió: «Hoy son importantes las visualizaciones de datos. Pensar el dato de manera tal de poder visualizarlo en algún gráfico».

Visualizaciones, gráficos y presentaciones digitales fueron parte de las presentaciones más convocantes del encuentro. A cargo de Juan Martin Lucero de News Lab Google e Irina Sternik de Personal se expusieron plataformas innovadoras para acompañar de forma dinámica los contenidos periodísticos.

El Congreso de Fopea en la Universidad de Palermo reunió más de un centenar de periodistas y estudiantes que debatieron sobre diversos temas: el periodismo en la era de la TV a demanda, el podcast como espacio para informar, el liderazgo femenino en las redacciones, el funcionamiento de las justicias provinciales, la cobertura de noticias sobre narcotráfico, el trabajo en las redacciones digitales, entre muchos aspectos que invitan a una mejor forma de hacer periodismo en el país y promueven el periodismo ético y de calidad.

Corea del Norte, del Sur y la diplomacia del deporte

Corea del Norte y Corea del Sur anunciaron luego de su última cumbre en Pyongyang, que se postularían como sede conjunta de los Juegos Olímpicos de Verano de 2032, y tal vez del Mundial de Fútbol 2030. Fue el último episodio de un deshielo diplomático en las relaciones de ambos países técnicamente en guerra, que comenzó a principios de año con la histórica participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pieonchang 2018, en Corea del Sur. Una vez más, el deporte emergió decisivo en las negociaciones diplomáticas.

El caso fue profundamente analizado por dos expertos en una actividad conjunta organizada por las carreras de Relaciones Internacionales y Periodismo Deportivo, a través de las cátedras Debates Contemporáneos y Periodismo Deportivo. Los disertantes fueron Matías Iglesias –egresado de la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad de Palermo- y Matías Ariel Rott, ambos de la Consultora Intauras.

Se trató de una actividad conjunta organizada por las carreras de Relaciones Internacionales y Periodismo Deportivo, coordinadas por los profesores Lía Rodríguez de la Vega y Alejandro Di Giacomo.

El periodismo de investigación en el siglo XXI, según Nicolás Wiñazki

Este jueves, en el auditorio de Mario Bravo 1259, se realizó una charla abierta sobre el periodismo de investigación durante los últimos años en Argentina, que contó con la presencia de Nicolás Wiñazki, periodista de televisión (Canal 13 y TN) y radio (Mitre). La moderación estuvo a cargo de Pablo Mendelevich, director de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Palermo, y César Rodríguez, docente UP del Taller de Televisión.

Wiñazki llevo adelante la investigación periodística, que la Justicia continuó y recientemente inició el juicio, conocida como la “Ruta del Dinero K”. La misma, según el propio periodista, comenzó por azar: “En el segundo año de Periodismo Para Todos, Lanata nos reunió un sábado en su casa y nos dijo que no teníamos nada. Una fuente mía me venía diciendo que tenía algo importante, pero yo no le daba bola. Entonces lo llamé y fui a verlo. Era Federico Elaskar, dueño de una financiera que se utilizó para triangular dinero. Ahí empezó todo, pero fueron muchos meses de charlas, chequeos y descubrimientos”, detalló.

La investigación iniciada hace seis años derivó en muchas historias e implicados. Wiñazki sostiene que “el periodismo es bucear en el rincón ajeno. Las fuentes pueden hablar, por ejemplo como pasó con Elaskar, por bronca”. Así llegó otro entrevistado clave como Leonardo Fariña, quien transportaba dinero no declarado y fue preso al tiempo de hablar en televisión y revelar los pormenores de la corrupción kirchnerista. “Nadie en Argentina va preso por evasión. Fariña lo fue por la compra irregular de un campo, por orden, creo yo, de Cristina Fernández”, acotó.

La causa de la “Ruta del Dinero K” aún no ha sido dimensionada. Al respecto, el entrevistado repasó los siguientes datos: “En 2013, Lázaro Báez era monotributista. Luego fundó una constructora y su patrimonio creció 12.000%, logro tener casi cuatro mil propiedades y dos mil vehículos. La plata robada está ahí: en propiedades y cuentas en el exterior. Hoy hay 43 presos kirchneristas, hasta un primo del matrimonio presidencial. Llevará tiempo, pero Cristina se va a tener que sentar en un juicio oral a explicar cosas”.

Para Wiñazki, hacer periodismo en la era K fue realmente complicado. “El domingo se emitía PPT. Todos los lunes salía una desmentida del gobierno, mediante funcionarios, medios oficiales como Télam y 678, hasta corrieron el fútbol de horario para competirnos y tapar nuestro programa. Atacaron desde el Estado a periodistas y a testigos de casos de corrupción. Por ejemplo a Laura Muñoz, ex esposa de Vanderbroele (socio de Boudou en la imprenta Ciccone), quisieron hacerle creer que estaba loca, por haber denunciado antes que nadie lo sucedido con Ciccone”, rememoró el hombre del Grupo Clarín.

Tanto trabajo reconocido, entre ellos por el competidor y colega de La Nación, “hoy amigo”, Hugo Alconada Mon, también tuvo un costo. El más alto, en toda esta investigación, fue “personal”. El periodista denunció que recibió golpes en la calle y hasta su esposa sufrió amenazas. “Ahora mismo tengo un patrullero en mi casa ahora, porque hace dos meses entraron a robar y extrañamente no se llevaron nada. Antes viví durante meses con custodia permanente”, precisó.

Guillermo Salatino: “Los periodistas no deben olvidarse de ser educadores”

Guillermo Salatino, sinónimo de tenis en Argentina, brindó una charla abierta para los estudiantes de Periodismo y Periodismo Deportivo, en la Universidad de Palermo, en la que destacó que hay ciertas conductas en el periodismo que se han perdido y es necesario recuperar.

“Muchos periodistas se olvidan, que además de informar tenemos que cumplir un rol didáctico, educativo, ser también ejemplo de comportamiento y describir los hechos con equilibrio sin que sea la razón las que nos gobierne”, afirmó Salatino ante los estudiantes. “Todo eso se ve muy poco, es una lástima”, deslizó.

El periodista, que cubre ininterrumpidamente los torneos de Grand Slam de Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos desde 1977, destacó que el periodista no debe tomar una distancia prudencial con sus fuentes para poder cumplir su labor con la mayor objetividad posible. “Nadie me condicionó, nadie me dijo nunca lo que tenía que decir. Eso no deben permitirlo. Si con los años, uno logra una cercanía con algún deportista, éste tiene que entender que por más cercanía que haya, si un día hay que criticarlo, uno lo tiene que hacer, porque esa es su profesión”, añadió. También destacó que “perder la credibilidad es el mayor daño que puede sufrir un periodista”.

Salatino también objetó la nueva estructura de la Copa Davis porque “desvirtúa su historia” y “quita la posibilidad de que lleguen los top ten a países como Argentina” y se esperanzó en que el tenis argentino “siga entregando `milagros`, como los grandes tenistas que han surgido pese a las condiciones estructurales que nada tienen que ver con las de otras potencias de ese deporte”, como Estados Unidos o Francia.

Y también regaló una primicia a los asistentes en su visita a la UP: “Muy pronto Gabriela Sabatini comenzará a colaborar en la Asociación Argentina de Tenis como asesora en temas de la Copa Davis y la Copa Federación. Es la primera vez que la ex tenista asume un compromiso de esa naturaleza”.

La psicología y el fútbol, una mirada diferente

El rol y las influencias del periodismo deportivo en general, y en particular los comportamientos de la prensa durante y después del último Mundial de fútbol en Rusia, el rol del psicólogo deportivo en un plantel y en el consultorio privado, similitudes y diferencias, la deshumanización del fútbol, el precio que se paga por ser diferente en ámbitos del deporte, la relación con deportistas-dirigentes, las presiones de los hinchas, la cultura del exitismo, la dictadura del resultado y cómo rescatar el placer lúdico del deportista más allá de lo material fueron algunos de los apasionantes temas abordados en una charla debate coordinada por las carreras de Psicología y Periodismo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo.

Se trató de una actividad conjunta organizada por las cátedras de Periodismo Deportivo, a cargo del Licenciado Alejandro Di Giacomo, y de Psicologia del Deporte, a cargo del Magister Marcelo Roffé, que tuvo como invitados especiales a los futbolistas Leonardo Di Lorenzo (Temperley) e Ignacio Bogino (Brown de Adrogué), ambos conductores de un programa radial desde hace tres años, y grandes lectores. Como valor agregado el encuentro contó con la presencia de Patricio Grgona (futbolista de Midland), quien también enriqueció la disertación.

Fueron casi dos horas de reflexión y debate -hubo más de 25 preguntas de los asistentes- en temas poco comunes, con protagonistas del fútbol profesional y también con miradas y análisis académicos. La cita se desarrolló bajo el lema “Futbolistas que piensan diferente”, con una activa participación de estudiantes de ambas carreras y también del público en general.

Ambos futbolistas posee un programa de radio llamado “Al final del juego”, surgido porque “en ese momento sentía que donde me desarrollaba no era un lugar totalmente cómodo”, contó Bogino ante los estudiantes de psicología y periodismo. “Así el proyecto nación de una incomodidad”, contó. Di Lorenzo, a través de un video –no pudo estar presente en la charla pues estaba concentrado con su equipo para disputar un encuentro de Copa Argentina-, contó que “el gusto en común por hacer algo diferente (a jugar al fútbol) hizo germinar el proyecto”.

No faltaron reflexiones de los futbolistas profesionales sobre el nivel de la prensa deportiva. “La cobertura mediática del Mundial de Rusia en Argentina es un reflejo de cómo vivimos en esta sociedad, se habló más del periodismo que del propio torneo. Ellos, los periodistas, se quedaron con el protagonismo de la Copa del Mundo”, objetó Di Lorenzo. Igualmente, tanto Bogino como Di Lorenzo resaltaron que “hay profesionales de los medios que hacen muy bien su trabajo, que son un ejemplo y que tienen conductas a imitar”, aunque muchas veces la televisión “pone muy en el escenario a las peores modas”.

La vida de una corresponsal en Medio Oriente

El auditorio de Mario Bravo 1259 recibió a Jana Beris, periodista uruguaya que vive desde 1979 en Israel. La licenciada en Relaciones Internacionales (Univerisdad Hebrea de Jerusalem), corresponsal para medios de toda Latinoamérica y la BBC inglesa, disertó sobre el estado actual de la situación política en Medio Oriente. La charla estuvo coordinada por Marcelo Cantelmi, profesor de Periodismo Internacional de la Universidad de Palermo.

“Como ciudadana del mundo e israelí radicada allí hace 40 años, quisiera ver una solución del conflicto Israel-Palestina basada en la existencia de dos estados”, comenzó Beris, quien luego habló de los cruentos sucesos que acontecen en esa región: “Hemos visto ejecuciones terribles. ISIS ha hecho una propaganda tremenda de sus crímenes, con una interpretación retorcida del Islam. Pero la violencia es anterior, desde tiempos de Al-Qaeda y otros grupos extremos”.

La guerra en Siria atraviesa su octavo año. La corresponsal  recordó el inicio de la misma y su presencia en esta zona de conflicto: “En tres meses cae al-Ásad,  dijeron. Todavía estamos esperando que suceda.  Es uno de los regímenes autoritarios más duros, más allá de que casi todos los gobiernos del mundo árabe son de esta índole, y el pueblo sirio salió perdiendo. Estuve en la frontera entre Siria y Turquía. Vi de cerca a los protagonistas de esta historia, que incluso estando en zona de refugiados temían por su vida. ‘Siempre oyen’, me decían”. Cantelmi aportó: “Han caído muchas dictaduras de décadas en días, pero Siria no, aún no”. En territorio sirio se encarnó todo el conflicto de la región, coincidieron ambos disertantes expertos.

Beris retomó su opinión sobre Israel-Palestina y rememoró: “Cuando se creó el Estado de Israel, la mayoría de los territorios de la región estaban en manos árabes. ¿Por qué no se construyó territorio para Palestina entonces? Se ve que los planes eran otros. Nunca existió un Estado Palestino, y su pueblo fue víctima de esta situación. En el orden político actual, hace 10 años que no tienen elecciones”.

Por supuesto que, al igual que en el resto del mundo, la tecnología juega su papel en Medio Oriente. “Hoy nos enteramos o se previenen atentados por WhatsApp. Hay grupos de policías, de grupos extremistas, de prensa internacional, donde se comunican acciones sucedidas o que sucederán”, precisó la experta internacional nacida en Montevideo, quien calificó de «impresentable» al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus accionares en la región.

En medio del conflicto, Israel «se convirtió en un Estado totalmente desarrollado». No solo en materia de defensa de su ciudadanía, sino en materia de tecnología y emprendimiento. «Humanamente, Israel se volvió uno de los países más solidarios del mundo, creando hospitales para personas damnificados de la región y recibiendo gente de todo el mundo. Abrazo la definición: ‘Israel es imperfecto, pero ejemplar'».

 

La responsabilidad de los medios en la cobertura de temas de interés social

Este martes en el auditorio de Mario Bravo 1259, en colaboración con el Foro Periodismo Argentino (FOPEA), se realizó una charla sobre la responsabilidad de los medios de comunicación a la hora de cubrir temas de interés social. El panel estuvo integrado por periodistas, Ignacio Girón (Telefé) y Yanina Sibona (TN), y representantes de organizaciones civiles, Florencia Drucker (ONG Techo) y Natalia Calisti (UNICEF).

Fue la representante del organismo de cooperación de las Naciones Unidas quien inició el coloquio explicando el vínculo de UNICEF con la temática: “Contamos con comunicadores y trabajamos fuertemente en nuestros talleres para lograr que se aborde la información desde una perspectiva de derechos sociales, en especial los de los niños. No hay que buscar el morbo”. Además, Calisti detalló que existen herramientas y plataformas que buscan desterrar estereotipos de religión, género y clase, amparadas en leyes locales y tratados internacionales respecto a la diversidad.

Prosiguió Yanina Sibona, cronista multimedia de TN, que produce y realiza historias de familias que se publican en la web del canal y luego se emiten en la señal de televisión. Este segmento llamado “Somos Familia” realiza entrevistas con padres solteros, transexuales, que llevan a cabo métodos de fertilización asistida y diversos temas “que tienen un denominador común: el amor”. Para Sibona, el mayor desafío es “saber contar historias tan puntuales para todo el mundo, que se comprendan”. Y reconoció: “Una misma va aprendiendo sobre la marcha”.

Por otra parte, la organización social Techo trabaja con familias en situación de vulnerabilidad social respecto a sus hogares. En Argentina, existen 4400 barrios populares, que albergan 835 mil familias. “El contenido de lo que hacemos no se suele ver en los medios. Intentamos hacer foco en las historias de vida, donde un grupo de vecinos se reúnen en los barrios y trabajan por construir y mejorar los lugares donde viven”, detalló su representante Florencia Drucker. Según una encuesta de Techo, cuatro de cada diez argentinos creen que las personas que viven en asentamientos lo hacen por decisión propia. “Se cree que son pobres porque quieren, buscan cobrar planes o son vagos. Trabajamos por desmitificar estos sentidos con información y datos concretos”, comentó Drucker.

“Todos los días tomamos decisiones a la hora de realizar notas de fuerte contenido social. Siempre estás al borde meter un golazo, una nota que aporte a la sociedad, o meter la pata, pero intentamos tener perspectiva periodística desde los derechos y por eso trabajamos con organizaciones como UNICEF y Techo”, contó Ignacio Girón. El columnista del noticiero central de Telefé expuso un informe propio sobre familias que pasan hambre en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. “Sacamos contenido de esta nota. Por ejemplo, un nene que entrevistamos y lloraba por hambre. Nos pareció que no estaba bueno exponerlo al chico a esa situación, que tenga que volver al colegio tras haber contado eso en la tele”.