Deportivo

Sebastián Coma estudió Periodismo Deportivo UP y trabaja en TIGO Sports de Guatemala

Sebastián Coma estudió Periodismo Deportivo UP y trabaja en TIGO Sports de Guatemala como productor de contenido. Allí también ejerce como conductor, comentarista y panelista de televisión en un programa de debate, donde tuvo la oportunidad de cubrir la última Copa del Mundo Rusia 2018.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual?

Lo que más me gusta de mi profesión es que estoy vinculado directamente a lo que más me gusta que es el deporte y, en especial, el fútbol. Estoy cerca de los equipos de mi país, también de la selección y de otras competencias que acontecen en nuestra región americana.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la universidad? ¿Hay algún profesor que recuerdes?

La universidad me ayudó a desarrollar mi exposición oral y me otorgó un abanico de conocimientos para enfrentar este mundo globalizado y tan complejo. César Rodríguez y Ary Gutman son dos profesores que marcaron mi carrera universitaria. En Taller de Televisión 1 y 2 con César, aprendí el lenguaje de la TV, a lo que me dedico actualmente. Por su parte, Ary Gutman me ayudó a mejorar mi oratoria y redacción en español, debido a que procedía de una escuela primaria y secundaria donde recibí todo en inglés y llegué con un español en nivel básico, de calle.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

A los futuros graduandos les diría que abrirse un espacio en el periodismo es difícil, pero las oportunidades llegan y hay que aferrarse a ellas dando la mejor versión de uno. Para eso, también hay que formarse y seguir preparándose día a día.

Manrique Yglesias, Periodista UP que escribió para diario Olé y es redactor creativo de publicidad de Costa Rica

Manrique Yglesias egresó como Licenciado en Periodismo con orientación deportiva de la Universidad de Palermo y actualmente trabaja como redactor creativo en una agencia de publicidad en Costa Rica, su país natal. Sin embargo, también exploró otros nichos relacionados a la comunicación y el deporte, donde aplicó todo lo que aprendió en sus años de formación. Uno de esos lugares es el diario deportivo Olé, medio de comunicación de Argentina en donde tuvo la oportunidad de desempeñarse profesionalmente y conocer el detrás de escena de las noticias.

¿A qué te dedicas actualmente?

Este año empecé a trabajar como redactor creativo en una agencia de publicidad en San José, Costa Rica. Si bien egresé de la UP como Licenciado en Periodismo, con orientación en deporte, empecé a explorar nichos donde se puede desarrollar lo aprendido en comunicación y sumándole el aspecto creativo. Sin dudas que mi experiencia de casi dos años en el Diario Olé fue un gran paso profesional en mi carrera.

¿Qué es lo que más te gusta de tu posición actual o de tu profesión?

Sinceramente creo que comunicar a través de la escritura es algo en lo que me destaco. Si bien la escritura en el periodismo y la publicidad se expresan de formas muy distintas, es parte del desafío de constituirse como un profesional versátil. En el periodismo siempre es apasionante estar detrás de la noticia, inmerso en la actualidad que uno elige.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la Universidad?

A entender verdaderamente las dinámicas y los distintos actores que permiten que el periodismo actúe como debe ser. Todo esto potenciado por una sociedad argentina en la que permanentemente se cuestiona y se discute profundamente cada tema, en este caso, el periodismo en cuestión.

¿Hay alguna materia (o profesor) de la Universidad que te haya dejado alguna huella especial?

Hubo varias materias interesantes: las que tocaban la historia de la sociedad argentina desde diferentes perspectivas y otras periodísticas desde una perspectiva de actualidad en determinada materia, así como las de redacción. Más allá de eso, siempre voy a ser un agradecido con Walter Vargas, quien a mi criterio es uno de los profesores más destacados de la UP, el cual quien me facilitó la posibilidad de entrar a un medio que permanentemente marca la agenda como lo es el diario Olé.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

Que aprendan a ser versátiles y que se detengan a pensar si los medios de comunicación acaso ya son algo del pasado. Quizás los nuevos canales de comunicación que se desarrollaron espontáneamente con la digitalización pueden llegar a ejercer la comunicación que pretenden, e incluso llevar a cabo su propio negocio, con opción de convertirse en algo más redituable. Que estén atentos a los vaivenes tecnológicos-comunicacionales que ocurrirán en un futuro no tan lejano.

Jordan Elias estudió Periodismo Deportivo UP y trabaja en Torneos

Jordan Elias estudió Periodismo Deportivo UP, profundizó sus estudios en Los Ángeles y logró posicionarse en el ámbito laboral como asistente de producción de Torneos y Competencias. Además, es instagramer con más de trescientos mil seguidores apasionados por la actualidad deportiva.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Lo que más me gustaría es estar frente a cámara, trabajar como periodista en la televisión. Por ahora, estoy como productor y le he tomado gran cariño también a esa posición. Estoy muy relacionado al fútbol, voy a muchísimas canchas y estoy adentro del campo de juego, algo que siempre soñé.

¿Qué es lo más importante que aprendiste en la universidad?

Cuando iba a la facultad, no me gustaba tanto cursar las materias teóricas o culturales porque sentía que no me iban a aportar tanto a mi futuro periodístico. Hoy me doy cuenta de que está bueno saber de cultura general y tener conocimientos que excedan la profesión de uno. Otro aspecto que mejoré muchísimo en la universidad fue mi escritura.

¿Hay algún profesor de la universidad que recuerdes?

Hay varios que me marcaron. Alejandro Di Giacomo, a pesar de que solo lo tuve en una materia, fue de gran enseñanza a lo largo de toda la carrera. Con su mirada crítica, nos enseñó muchísimos detalles acerca del deporte en general, en especial del fútbol, y su funcionamiento como negocio, que hoy puedo distinguir y observar. Además, fue de gran ayuda en decisiones que tomé luego de la facultad, como por ejemplo irme a vivir a Los Ángeles durante dos años, a jugar a la pelota y estudiar en una universidad de allá. Otros de los profesores que admiro son Walter Vargas, por su sabiduría y ganas de enseñar, y Ary Gutman, quien se destaca por su conocimiento en todos los ámbitos.

¿Qué les dirías a los futuros graduados en periodismo?

Que tengan paciencia, porque no es una profesión fácil. Todo llega a su debido tiempo. Hay que tener las metas claras y persistir.

Clase magistral de Guillermo Salatino: “Sean ustedes mismos y no dejen de estudiar”

“No se puede ser un buen periodista si uno no es uno mismo, si uno no se forma a conciencia, con dedicación, si no se estudia todo el tiempo. No hay grandes secretos para esta profesión: leer, cuidar el lenguaje, respetar las fuentes de información y sobre todo al receptor del mensaje, para quienes transmitimos la información. Y siempre ser auténticos”, aconsejó Guillermo Salatino, el extenista y periodista de reconocida trayectoria y reconocimiento internacional, en una charla que realizó en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo para los estudiantes de Periodismo.

Por su parte, Salatino, profesor de la Universidad, también comentó sobre otro de los temas que más conoce: la Copa Davis. “El negocio está matando al deporte en este caso. No se puede romper la tradición, ya no vamos a ver en Buenos Aires a nuestras tenistas jugando para el equipo nacional. Vamos a darle tiempo al nuevo formato y ver qué pasa. Pero yo no estoy de acuerdo, se está matando la tradición, se puede provocar un daño enorme”, sostuvo al respecto.

El encuentro a su vez avanzó por innumerables situaciones que Salatino vivió con los grandes del tenis mundial, como por ejemplo desacuerdos y luego reencuentros con Guillermo Vilas, cortesías y simpatías con Roger Federer o Rafael Nadal, contrapuntos furiosos con David Nalbandián y la gran cercanía con Gabriela Sabatini, fueron algunas de las anecdotas que estuvieron presentes en el relato del profesor.

En tanto, Salatino reflexionó sobre el deporte y cómo se ejerce la profesión en la actualiadad: “El periodismo de tenis cuando empecé y el tenis mismo eran otra cosa. Vale decir que lo que jugaba Vilas no era tenis si se lo compara con el de hoy. Cambiaron los implementos, las canchas, las pelotas, las raquetas, el entorno, el negocio. Hoy estamos en presencia de otra cosa, ni mejor ni peor sino completamente distinta. Con el periodismo pasa igual, pasamos de los teletipos al Twitter. Nada es lo que era y hay que adaptarse“, afirmó.

Cabe destacar que Salatino vivió el crecimiento y la expansión del tenis, así como el proceso de avance del amateurismo al profesionalismo desde la década de 70´. Además, de estar en permanente contacto con el circuito profesional y los grandes campeones como André Agassi, Pete Sampras, Boris Becker, Steffi Graf, Rafael Nadal o Roger Federer. También la evolución en ese deporte en Argentina, desde Guillermo Vilas a Juan Martín Del Potro. “Que Argentina ganara la Copa Davis en 2016 lo viví también como la coronación de mi trayectoria, me emocionó y hasta lloré al relatar esa victoria tan esperada“, relató Salatino, con todo lo que significa para un profesional formado y con trayectoria como él.

Escándalo River-Boca: la opinión de nuestro profesor Walter Vargas

Walter Vargas, escritor y periodista reconocido del Diario Olé y docente UP de la cátedra “Olimpismo y Deportes Federados”, nos brindó su visión sobre los bochornosos sucesos ocurridos el pasado fin de semana, cuando debió disputarse la segunda final de Copa Libertadores entre River y Boca. El análisis del asunto a cargo de un especialista en la materia.

¿Cómo se llegó a vivir una jornada tan triste para nuestro deporte y país? 

Este episodio no fue más que una bomba de tiempo, de larga data, jamás desactivada. Hace muchos años que en el registro de una hipótesis de conflicto permanente el fútbol argentino estaba en óptimas condiciones de escribir una página de esta índole.

¿La sociedad argentina, la cultura futbolera nuestra, está en crisis o enferma?

En efecto. Podría decirse que sí, que hay en la sociedad argentina una cierta dosis de patología y también en el fútbol, lo cual en algún sentido podría tener rango de espejo, pero sólo en algún sentido. La violencia, por ejemplo, las distintas expresiones de la violencia (sea en su vertiente literal, sea en su vertiente simbólica) nos atraviesan de forma horizontal, pero al interior del fútbol se cuecen habas específicas. Los barras, las barras, son una especie de Frankenstein fabricado al interior del fútbol mismo al calor de un espeso cóctel que contiene impericia, debilidad, omisión y, en más de un caso, comisión: los hinchas “caracterizados” devenidos socios de los clubes.

Dicho esto, también considero que asistimos a la entronización de una cultura barrabrava que determina el ideario del hincha presuntamente “bueno”: la descalificación del hincha que simpatiza con una camiseta diferente de la propia, las banderas de la homofobia y la xenofobia, el mundo parcelado en ganadores y perdedores, el malsano predominio de la satisfacción por la derrota ajena incluso por encima de la satisfacción por el triunfo propio, etcétera. Habría que ver cuántos hinchas están éticamente autorizados a reclamar transparencia, nobleza, ética y demás.

¿A quiénes consideras responsables de que ocurra algo así? ¿Cómo viste el accionar de Conmebol y la intervención FIFA con el propio Infantino en el estadio?

Es una película sin buenos: ni la FIFA, ni la Conmebol, ni la dirigencia de River y de Boca, ni los organismos de (in)seguridad son inocentes. Por más que en este caso los agredidos hayan sido los jugadores de Boca y que tampoco sea cuestión de licuar las responsabilidades individuales: no cualquiera es capaz de tirar una baldosa contra las ventanillas de un micro repleto de personas.

¿Infantino? Me sabe un Grondona que tal vez use perfumes más caros de los que usaba Don Julio y beneficiado con el paraguas de su porte de señor culto, su habilidad para hablar más de un idioma y demás. No más que eso.

¿Qué te pareció el accionar y el rol de los medios en todos estos días? 

No hay otro periodismo ni otros medios de comunicación que los que nos han tocado. Salvo honrosas excepciones: verborragia, ligereza, alegre desconocimiento, espontaneidad mal entendida y discernimiento de cocción incompleta. Todo eso, claro, al son de la batucada del divismo crónico: el periodista ufano de su delirante atribución de creerse más trascendente que el hecho mismo.

¿Cómo crees que culminará este asunto sin precedentes?

La Conmebol es un cambalache. Los dirigentes de Boca y de River jugarán sus cartas, Angelici y D’Onofrio defenderán hoy principios que no defendieron en el tristemente episodio de 2015, sobrevolarán otros intereses, otras presiones (por ejemplo, los derechos de televisación) y los encargados de establecer un veredicto, hasta donde se sabe insospechados de formación y aptitud suficientes, navegarán aguas turbulentas y en cualquier caso tendremos la sensación de que la Justicia había llegado tarde, sucia y despeinada.

No imagino castigos que se correspondan con la gravedad de los hechos y mucho menos un cambio positivo. Tendremos, deduzco, algunas gotas de gatopardismo (cambiar algo mínimo para que nada cambie), espasmos de moralidad, caras de circunstancias frente a las cámaras, declaraciones de principios que en realidad nadie estará dispuesto a honrar, satisfacción en los ganadores, ira explícita o soterrada en los perdedores, panelistas viejos o nuevos que echarán luz sobre la verdad de la milanesa, etcétera. En fin, sera más de lo mismo.

Corea del Norte, del Sur y la diplomacia del deporte

Corea del Norte y Corea del Sur anunciaron luego de su última cumbre en Pyongyang, que se postularían como sede conjunta de los Juegos Olímpicos de Verano de 2032, y tal vez del Mundial de Fútbol 2030. Fue el último episodio de un deshielo diplomático en las relaciones de ambos países técnicamente en guerra, que comenzó a principios de año con la histórica participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pieonchang 2018, en Corea del Sur. Una vez más, el deporte emergió decisivo en las negociaciones diplomáticas.

El caso fue profundamente analizado por dos expertos en una actividad conjunta organizada por las carreras de Relaciones Internacionales y Periodismo Deportivo, a través de las cátedras Debates Contemporáneos y Periodismo Deportivo. Los disertantes fueron Matías Iglesias –egresado de la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad de Palermo- y Matías Ariel Rott, ambos de la Consultora Intauras.

Se trató de una actividad conjunta organizada por las carreras de Relaciones Internacionales y Periodismo Deportivo, coordinadas por los profesores Lía Rodríguez de la Vega y Alejandro Di Giacomo.

Guillermo Salatino: “Los periodistas no deben olvidarse de ser educadores”

Guillermo Salatino, sinónimo de tenis en Argentina, brindó una charla abierta para los estudiantes de Periodismo y Periodismo Deportivo, en la Universidad de Palermo, en la que destacó que hay ciertas conductas en el periodismo que se han perdido y es necesario recuperar.

“Muchos periodistas se olvidan, que además de informar tenemos que cumplir un rol didáctico, educativo, ser también ejemplo de comportamiento y describir los hechos con equilibrio sin que sea la razón las que nos gobierne”, afirmó Salatino ante los estudiantes. “Todo eso se ve muy poco, es una lástima”, deslizó.

El periodista, que cubre ininterrumpidamente los torneos de Grand Slam de Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos desde 1977, destacó que el periodista no debe tomar una distancia prudencial con sus fuentes para poder cumplir su labor con la mayor objetividad posible. “Nadie me condicionó, nadie me dijo nunca lo que tenía que decir. Eso no deben permitirlo. Si con los años, uno logra una cercanía con algún deportista, éste tiene que entender que por más cercanía que haya, si un día hay que criticarlo, uno lo tiene que hacer, porque esa es su profesión”, añadió. También destacó que “perder la credibilidad es el mayor daño que puede sufrir un periodista”.

Salatino también objetó la nueva estructura de la Copa Davis porque “desvirtúa su historia” y “quita la posibilidad de que lleguen los top ten a países como Argentina” y se esperanzó en que el tenis argentino “siga entregando `milagros`, como los grandes tenistas que han surgido pese a las condiciones estructurales que nada tienen que ver con las de otras potencias de ese deporte”, como Estados Unidos o Francia.

Y también regaló una primicia a los asistentes en su visita a la UP: “Muy pronto Gabriela Sabatini comenzará a colaborar en la Asociación Argentina de Tenis como asesora en temas de la Copa Davis y la Copa Federación. Es la primera vez que la ex tenista asume un compromiso de esa naturaleza”.

La psicología y el fútbol, una mirada diferente

El rol y las influencias del periodismo deportivo en general, y en particular los comportamientos de la prensa durante y después del último Mundial de fútbol en Rusia, el rol del psicólogo deportivo en un plantel y en el consultorio privado, similitudes y diferencias, la deshumanización del fútbol, el precio que se paga por ser diferente en ámbitos del deporte, la relación con deportistas-dirigentes, las presiones de los hinchas, la cultura del exitismo, la dictadura del resultado y cómo rescatar el placer lúdico del deportista más allá de lo material fueron algunos de los apasionantes temas abordados en una charla debate coordinada por las carreras de Psicología y Periodismo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo.

Se trató de una actividad conjunta organizada por las cátedras de Periodismo Deportivo, a cargo del Licenciado Alejandro Di Giacomo, y de Psicologia del Deporte, a cargo del Magister Marcelo Roffé, que tuvo como invitados especiales a los futbolistas Leonardo Di Lorenzo (Temperley) e Ignacio Bogino (Brown de Adrogué), ambos conductores de un programa radial desde hace tres años, y grandes lectores. Como valor agregado el encuentro contó con la presencia de Patricio Grgona (futbolista de Midland), quien también enriqueció la disertación.

Fueron casi dos horas de reflexión y debate -hubo más de 25 preguntas de los asistentes- en temas poco comunes, con protagonistas del fútbol profesional y también con miradas y análisis académicos. La cita se desarrolló bajo el lema “Futbolistas que piensan diferente”, con una activa participación de estudiantes de ambas carreras y también del público en general.

Ambos futbolistas posee un programa de radio llamado “Al final del juego”, surgido porque “en ese momento sentía que donde me desarrollaba no era un lugar totalmente cómodo”, contó Bogino ante los estudiantes de psicología y periodismo. “Así el proyecto nación de una incomodidad”, contó. Di Lorenzo, a través de un video –no pudo estar presente en la charla pues estaba concentrado con su equipo para disputar un encuentro de Copa Argentina-, contó que “el gusto en común por hacer algo diferente (a jugar al fútbol) hizo germinar el proyecto”.

No faltaron reflexiones de los futbolistas profesionales sobre el nivel de la prensa deportiva. “La cobertura mediática del Mundial de Rusia en Argentina es un reflejo de cómo vivimos en esta sociedad, se habló más del periodismo que del propio torneo. Ellos, los periodistas, se quedaron con el protagonismo de la Copa del Mundo”, objetó Di Lorenzo. Igualmente, tanto Bogino como Di Lorenzo resaltaron que “hay profesionales de los medios que hacen muy bien su trabajo, que son un ejemplo y que tienen conductas a imitar”, aunque muchas veces la televisión “pone muy en el escenario a las peores modas”.

Rusia 2018 se vivió en la UP

Juan Furlanich: el relato y las transmisiones deportivas de un Mundial

El experimentado relator de fútbol de TNT Sports y Direct TV, y profesor de la materia Relato Deportivo de la UP, con amplia experiencia en competiciones internacionales, expuso sobre las características de las transmisiones y los relatos en una Copa del Mundo, ante un auditorio integrado mayoritariamente por estudiantes de la carrera de Periodismo y Periodismo Deportivo.

Según Furlanich, este tipo de competiciones, como un Mundial, una Eurocopa o un Juego Olímpico no tienen nada librado al azar, la FIFA, la UEFA o el Comité Olímpico Internacional establecen los modos y estilos de televisaciones, con pautas muy estrictas y detalladas, donde todo se cumple estrictamente bajo un cronograma planificado minuto a minuto que enmarca la emisión de TV.

“La cámara hace una toma de las gradas, luego va toma de la pelota, salida de los equipos y comienzo del juego. Todo, paso a paso. Todo está planificado segundo a segundo”, detalló Furlanich, que también es profesor de la materia Relato Deportivo en la UP.

Por otra parte, indicó que los relatores y periodistas “se preparan del mismo modo que los futbolistas” a la hora de ir a cubrir un torneo de esta magnitud. “Ver muchos partidos, conocer a los futbolistas y entrenadores, su trayectoria, leer mucho, incluso medios del exterior, todo eso nos prepara. Pero es lo que la gente no ve. Muchos creen que uno se pone frente al micrófono y relata, es mucho más que simplemente eso”, advirtió Furlanich a los alumnos.

Alejandro Di Giacomo, coordinador de las carreras de Periodismo y Periodismo Deportivo, actuó como moderador en el encuentro, que también mostró imágenes alusivas a esas coberturas y materiales estadísticos y se cerró con numerosas preguntas de los estudiantes. La cita se enmarcó en una serie de charlas y debates académicos y didácticos referidos al Mundial de Rusia 2018.

Relato deportivo: lo último en la orientación de periodismo deportivo

Una nueva cátedra atrae desde hace un par de cuatrimestre en la orientación Periodismo Deportivo de la Licenciatura en Periodismo. Se trata de Relato Deportivo, que entrega herramientas fundamentalmente para el desempeño frente al micrófono de medios audiovisuales. Al frente de la cátedra se encuentra el profesor Juan Furlanich, quien actualmente se desempeña como conductor y relator en Directv Sports, además de ser relator de fútbol en la nueva señal del fútbol argentino TNT Sports.

(más…)