Investigando el crimen organizado: el gran ausente, el Estado

Por Celeste Portillo y Gastón Quispe Castros (Alumnos de la UP – Cátedra Sociedad Digital)

En el marco del XI Congreso de Fopea se presentó el domingo 5 de Noviembre en el Aula Magna de la Universidad de Palermo el Panel “Investigando el crimen organizado”.

El panel, conformado por José Martínez (Insight Crime, El Salvador) que presentó “El imperio de los reos”, Rodrigo Lopes (Zero Hora, Brasil) que presentó la investigación “Conexión Medellín – Porto Alegre”, y para cerrar Raúl Santopietro y Guillermo Draper (Búsqueda, Uruguay) presentaron la investigación “Las tarjetas de crédito de Raúl Sendic”. El panel estuvo moderado por Fabio Ladetto (FOPEA, Argentina). Se presentaron tres investigaciones muy diferentes, pero con un hilo conductor muy claro, el estado como parte, testigo y cómplice de la delincuencia organizada.

En la investigación “El imperio de los Reos” se presentaron tres investigaciones realizadas en Cárceles de El Salvador, Guatemala y Honduras donde el estado cumple un rol fundamental en el desarrollo de las pandillas que operan allí. Al punto de ser el estado quien parcela y revende sectores de las carceles con el fin de dar un “Marco Regulatorio” y evitar de esta forma las guerras y muertes frecuentes.

Luego de la interesante presentación de José Martínez tuve la oportunidad de dialogar con él y preguntarle acerca de cómo se convive en una sociedad tan violenta luego de realizar tan fuertes denuncias. José nos comentaba que él mismo tuvo que exiliarse en Colombia luego que un colega periodista fuera acribillado en su propia casa meses despues de hacerse públicas las denuncias.
Las notas completas y detalladas sobre las investigaciones de El Imperio de Los Reos se pueden ver en la web de Insight Crime.

Finalizada la Presentación de José, desde Brasil otro caso conmovedor fue presentado por Rodrigo Lopes del medio Zero Hora donde una vez mas, por omision, el estado permitio operar una universidad fraudulenta de quien se egresaban entre otros, reconocidos médicos de Brasil.

La operatoria de esta universidad “trucha” continuó durante años frente a los ojos del estado y con total connivencia de los miembros del ministerio de educacion. Hasta que a causa de la mala praxis ejercida por un médico egresado falleció una joven durante una intervención estética.
Luego de su muerte todos los ojos estuvieron puestos en el Médico y ya no fue posible amparar la operatoria fraudulenta de esta supuesta casa de estudios de donde eran egresados varios miembros del gobierno y famosos. Nuevamente el estado en la primera plana de los hechos, que siendo fatales, podrian haberse evitado aplicando las regulaciones correspondientes.

Por último, desde Uruguay, Raúl Santopietro y Guillermo Draper presentaron un caso extremo en donde frente a la total ausencia del estado controlando los gastos de representacion de funcionarios públicos, los medios de comunicación toman este rol de control y a modo de fiscales, denunciarion la malversacion de fondos del Vicepresidente Uruguayo quien luego de negarlo en varias oportunidades y luego de varias respuestas directas a las acusaciones publicadas termina renunciando a su cargo.
Se presentaron tres casos, distintos en naturaleza pero similares en la causa. Demostrando así que en los casos de crimen organizado, el estado es siempre participe, por acción o por omisión.

Anuncios