Una apertura de la Feria del Libro accidentada, entre escraches y discursos

homePor Mercedes Solé (Alumna de la UP)

Entre escraches y discursos comenzó la feria del libro

En medio del discurso del actual director de la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel, un grupo de manifestantes irrumpió con carteles en contra de las medidas y despidos llevados a cabo por el gobierno, que afectaron a trabajadores de la Biblioteca Nacional. A pesar de los disturbios Manguel siguió con su discurso, el cual concluyo con la frase “seamos lectores mas tolerantes y menos infelices”.

Todo esto sucedió en el marco de la apertura oficial de la 42 edición de la feria del libro, de la cual Manguel participó. El mismo destacó que aunque la mayoría del público lector son mujeres, no hubo ninguna oradora en el acto.

Además tomaron la palabra el alcalde de la cuidad de Santiago de Compostela, ciudad invitada de esta edición, Martiño Noriega Sánchez, que se mostró agradecido por la invitación, al igual el presidente de la Junta de Galicia, quien también pudo recordar la época de la inmigración de gallegos a Argentina y afirmó “nadie puede negar la unión que tienen nuestros países”.

Como representantes del gobierno discursaron el ministro de cultura de la Nación Pablo Avelluto y el vicejefe del gobierno porteño Diego Santilli, que habló del libro “como un lugar donde encontrarnos, un lugar donde se une la familia”.

El acto comenzó con la palabra del presidente de la fundación del libro Martín Gremmelspacher, quien pudo contar las actividades previstas para la feria y comentar algunos de los nombres de los invitados. Además aprovechó la ocasión para presentar el primer concurso literario anual de la institución que lidera, dotado de 300 mil pesos, con un jurado integrado por Abelardo Castillo, Luisa Valenzuela, Daniel Divinsky, Pablo De Santis y el chileno Antonio Skármeta

La Feria por primera vez reunió a dos Premios Nobel de Literatura, el sudafricano John Maxwell Coetzee y el peruano Mario Vargas Llosas.

Anuncios