Mensaje de Mendelevich a los graduados: “Sean mejores que los periodistas de hoy”

pablo-mendelevich2

Por Agustín Joel Fernandes (Alumno de la UP)

Con 42 años de periodismo en su haber y varios años dirigiendo la Universidad de Palermo, Pablo Mendelevich hace un repaso de su vida profesional y deja su opinión sobre el periodismo actual. También se anima a darles unos mensajes y consejos a los alumnos que estén en el inicio de su carrera.

Sus comienzos datan del año 1973 cuando, recién salido de la escuela secundaria, logra entrar en la revista política Redacción. Apasionado por la política y la lectura, atraviesa por cantidad de medios gráficos como La Opinión donde, junto a grandes del periodismo como Jacobo Timerman o Tomás Eloy Martínez, pudo aprender las claves de esta profesión y absorber la vocación que transmitían estos personajes.

En el 1977, Timerman es secuestrado por la dictadura y Mendelevich renunció para pasar a La Razón, en donde escribió sobre economía e información general. Cabe destacar que en la época de la dictadura militar no se escribía sobre política. Pero la vida volvería a cruzarlos a Mendelevich y a Timerman ya que éste fue designado como director de La Razón.

Mediante un boicot que le hicieron al director, La Razón quiebra y Mendelevich, ya trabajando en radio y televisión en el canal 7, comenzó a escribir para la revista alemana Der Spiegel. Luego fue despedido del canal por el reconocido periodista Fernando Niembro mediante una trampa dialéctica.

Su recorrido siguió en el interior dirigiendo el diario Puntal de Córdoba logrando renovarlo y resucitarlo. Al poco tiempo, la tarea volvió a repetirse cuando fue contratado por un diario catamarqueño. Pero su carrera lo encontraría de nuevo en Buenos Aires al ser contactado por Clarín para ser columnista de política en 1996. Pasaron 5 años y fue contratado por La Nación para cumplir el símil rol que en el anterior diario, el mismo que cumple hasta la actualidad.

Mendelevich es, además de periodista, un escritor de gran cantidad de libros de periodismo y política. Él nos cuenta que su libro preferido es “El Final” el cual trata de los finales de gobierno de cada presidente desde Bernardino Rivadavia. Otro que es de su agrado es “El país de las antinomias” en el que explica el plan de Néstor y Cristina de dividir a la sociedad para poder gobernar en base a eso.

A la hora de opinar sobre el periodismo dijo que “los Kirchner quisieron aniquilar el periodismo profesional y los medios tuvimos que defender la profesión para salvarnos, y dedicamos muy poca energía en diagnosticarnos y saber si lo que estamos haciendo no está un poco abandonado”, explicó. Además dijo que en la actualidad el periodismo dejó de promover esa exigencia, como la baja calidad literaria y la carencia de fuentes. “Siempre fue carente pero ahora empeoró todo mucho más”, agregó.

“Me da la impresión que desaparecieron los guardianes de la calidad que había antes en las redacciones”, comentó hablando sobre la actualidad periodística. “El periodismo tiene que enfrentar el embate de Internet y el malentendido de que cualquiera que escribe en una red social, es periodista”, dijo criticando a la aparición de nuevas plataformas y contenidos on line.

Como creador del programa de radio de la UP, La cocina del periodismo, le preguntamos cómo nació y que espera de la misma los tiempos que viene. “Quisimos crear un espacio radial para hacer llegar la realidad periodística lo más posible a los alumnos”, dijo Mendelevich, y que espera que más integrantes se sumen al programa, que cada uno sienta que es todo un mérito participar del mismo.

Le pedimos un mensaje a los que están iniciando y él aconsejó que los alumnos lean mucho libros y diarios, que el medio de formación e información sea el diario y que tengan creencias claras y concisas, que no desconfíen de todo pese a que ahora se popularizó la frase de “desconfiar de todos y todo lo que dicen los medios”, pero básicamente que tengan sus propias creencias.

Además dijo que los periodistas ya graduados deben intentar ser mejores que los periodistas ya insertados en los medios, o sea hacer creer a los jefes que ustedes son mejores que ellos y que ustedes merecen ese lugar. “Esa es la mejor forma de insertarse en los medios, siendo mejor que los que ya están”, dijo ya terminando la entrevista.

Anuncios