Campagnoli: “A pesar de todo, al poder se lo puede investigar e incomodar”

Presentación del libro "Juicio a la Justicia" por José María Campagnoli. De izquierda a derecha: los periodistas Nicolás Wiñazki y María Eugenia Tufar junto a   José María Campagnoli, fiscal, y Ricardo Gil Lavedra, su abogado

Presentación del libro “Juicio a la Justicia” por José María Campagnoli. De izquierda a derecha: los periodistas Nicolás Wiñazki y María Eugenia Tufar junto a José María Campagnoli, fiscal, y Ricardo Gil Lavedra, su abogado

Por María Sol Tonini (Alumna de la UP)

“Lamentablemente en Comodoro Py muchas veces los tiempos procesales se ajustan a los cambios gubernamentales y entonces soy optimista de que la causa avance en un futuro”, manifestó el fiscal José María Campagnoli respecto al caso Lázaro Báez, refiriéndose a la Cámara de Casacion Penal del partido de Bragado, Buenos Aires.

“Lo que yo rescato de esto es que al poder se lo puede investigar, que al poder se lo puede incomodar”, recalcó el fiscal en la presentación de su libro “Juicio al a Justicia” donde relata los hechos que acontecieron en su vida luego de que el 12 de Diciembre de 2013 fuese suspendido de su cargo como fiscal, por la procuradora Alejandra Gils Garbó, por investigar la causa Lázaro Báez, hasta su restitución. La reunión se realizó en la Feria del Libro en la sala Domingo Faustino Sarmiento el día domingo 10 de mayo.

“¿Necesitamos una SIDE realmente? Es mucho más el daño que nos provoca que el beneficio”, opinó Campagnoli ya que según él “La Secretaria de Inteligencia (SI) apuesta a la mediocridad de la función publica ya que no se esperan que cuando envían un casete y el fiscal detecte que está vacío y este se contacte con las compañías telefónicas”. Y eso es lo que Campagnoli realizó y allí descubrió, junto a su equipo de trabajo, que cierta persona estaba buscando un lugar para lavar el dinero perteneciente a Lázaro Báez bajo el nombre de “Austral Construcciones”. “Entonces pedimos seguir escuchando esas líneas telefónicas. Pero la SIDE se olvidó de borrar el buzón de llamadas. Y entonces encontramos una conversación donde dicen que la plata ya estaba en el Banco Provincia. Lo escuchamos varias veces porque no lo podíamos creer”, relató el fiscal.

La periodista María Eugenia Tufar le pregunta con respecto a lo que sentía durante ese periodo de inactividad y Campagnoli dijo: “El panorama era muy crítico. Yo durante un tiempo pensé que me iban a echar. Que esa suspensión se iba a transformar en perder mi cargo de fiscal. Por supuesto que mi abogado Ricardo Gil Lavedra era más optimista y me decía “tarde o temprano vamos a ganar”.

A lo que su abogado aportó que en el Tribunal había “mayoría imparcial, todos los planteos rebotados, una sensación de impotencia terrible más todas las cosas que nosotros pedíamos sistemáticamente venían retiradas, incluso con trampas”, tales como la restricción de la difusión del juicio para los periodistas o que la audiencia se realice durante el mundial. Según Gil Lavreda, el Tribunal procedió de esa forma porque el caso tuvo una repercusión extraordinaria y porque cree que “los fiscales representan el interés general de la sociedad. Y había una demanda social muy fuerte contra la impunidad. Y Campagnoli representaba ese símbolo, representaba el fiscal que luchaba contra la impunidad y por eso lo querían echar”.

“Y antes de perder, creo que prefirieron la salida esta de esa licencia rara para no dictar ese veredicto. Hasta que se abrió ese muro que teníamos al principio y se hizo justicia. Campagnoli volvió a la fiscalía”, relató el abogado.

“Nuestro trabajo periodístico, que es muy distinto a un trabajo de investigación judicial, mostramos con algunas pruebas que Lázaro Báez, que es el principal socio de la familia Kirchner, sacaron 55 millones de euros de forma ilegal de la Argentina y Campagnoli y su equipo, lo que mostraron, es como esa plata volvió de forma legal al país a través de bonos. Y hasta mostraron que entraron en las cuentas de las empresas de Báez”, manifestó Nicolás Wiñazki, periodista para el programa Periodismo Para Todos conducido por Jorge Lanata. Y opinó: “Pero lo más importante es porque se hizo ese jury… ¿Ustedes creen que se hizo porque Campagnoli estaba investigando mal el caso de la ruta del dinero o lo estaba investigando bien? Hoy la ciudadanía esta mucho mas pendiente del poder judicial. Se da cuenta de que se necesita independencia y que se necesitan escuelas de fiscales. Por la denuncia de lavado de dinero, asociación ilícita y encubrimiento, la empresa «Austral Construcciones», es investigada por supuesto lavado de dinero en el Principado de Liechtenstein”.

Anuncios