El profesor Cantelmi desde Armenia: los hechos del mundo en el aula gracias a Internet

DziDzernagapert

Por Agustín Joel Fernandes y Roma Ledesma (Alumnos de la UP)

Las nuevas tecnologías permiten estar más cerca de los lugares donde ocurren las noticias que impactan al mundo. Una vivencia que se repite en la carrera de Periodismo de la UP. El editor jefe de Política Internacional del diario Clarín y docente de la universidad, Marcelo Cantelmi, dio una clase abierta mediante Skype desde Armenia, donde se conmemoraron recientemente los 100 años del genocidio armenio de 1915.

Siendo las 2 A.M en Armenia, el profesor Cantelmi inició su clase de Periodismo Internacional comentando que uno de los conflictos de estos tiempos acerca de este tema es el no reconocimiento de ese hecho como genocidio por parte de Turquía, quienes defienden la postura de que se trató de muertes casuales de una guerra, y no una matanza masiva e intencional. El 24 de abril de 1915 se comenzaba con la ejecución de un millón y medio de personas. “En esa primera etapa se secuestraron en Estambul – en ese entonces, Constantinopla- más de 250 líderes, intelectuales y empresarios de la comunidad armenia, constituyendo en suma el primer paso de un proceso que duró alrededor de tres años conocido como el primer genocidio del siglo pasado”, comenzó la clase abierta brindada por Cantelmi.
La lucha de Armenia para que se reconozca lo que ellos consideran “un gencidio” llegó al Papa Francisco, quién repudió los hechos y pidió que sea reconocido como un genocidio. Incluso el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, quien cuando era senador prometió que reconocería la matanza de armenios como un genocidio, pero no lo ha hecho para no ofuscar al gobierno turco.

¿Ha sido este acontecimiento la antesala brutal de un escenario próximo de muertes y masacres que siguieron en la Primera Guerra Mundial? Puede ser que Hitler lo creyera así. Dicen que en una reunión con sus comandantes antes de invadir Polonia, expresó una frase bastante temible: “¿Quién se acuerda ahora del genocidio armenio?”. La ausencia de una mirada seria, de condena internacional lo convenció al Führer de que nada pasaría si él hacía lo mismo con el pueblo judío. “El problema o la diferencia de estas dos enormes tragedias es que gran parte de la humanidad no ha reconocido al genocidio armenio como tal”, estimó Cantelmi. Turquía, heredero del Imperio Otomano donde se produjo esta barbarie, sigue “sin reconocer” que hubo un exterminio sistemático de los armenios. “Del lado turco se plantea que hubo muchas muertes según ellos quinientas mil fueron como consecuencia de la guerra, como victimas casuales, no necesarias de este drama y punto. ¡No hay tal genocidio!”, amplió el profesor.

Número Cero le preguntó a Cantelmi cómo es clima social que vive Armenia. “El genocidio está muy presente. La marcha de la antorcha de la juventud fue espectacularmente grande y con mucha presencia espiritual”, contó el docente. También dijo que los armenis construyeron templos y estructuras que honran a los mártires de ese momento. “El emblema de la demanda de éste año es la de la flor ‘No me olvides’”, agregó.

A la hora de hablar del gobierno y la sociedad arménica, contó que el gobierno es de centro-derecha con un régimen parlamentario quién tiene al jefe de gobierno como su presidente. Explicó que tienen una economía muy estable y con poca inflación. Además la sociedad arménica es joven, cuyos principales objetivos es irse del país ya que no ven una posibilidad en Armenia. “Es una sociedad joven, viste muy bien y que a la noche tiene mucho movimiento en la zona del centro”, acotó Cantelmi.

Una vez completada su clase sobre la cuestión armenia, Cantelmi opinó sobre los hechos ocurridos en Baltimore, con la muerte de un joven afroamericano a manos de la policía. Explicó que esta tención social que vive Estados Unidos es básicamente por la crisis financiera del 2007, que terminó con la salida de George Bush. Obama intentó sacar adelante el país con el lema “Yes, you can”, que traducido al español sería “Si, tu puedes”. Esta crisis trajo una gran cantidad de pobreza y baja de la moral de la sociedad y pese a que se recuperó rápidamente, ese hueco social no se pudo reparar ya que los recuperados de la crisis toman empleos con salarios muy bajos. “Esta diferencia entre salarios sería la principal causa de la tensión social”, precisó el profesor.

Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante su campaña para asumir la presidencia se refirió de manera muy dura a este tema y expresó que un buen insulto para alguien es “armenio”.

Además se suma otra disputa. La República Nagorno Karbaj, un enclave de 150.000 habitantes, un no país, una no “república”, una suerte de porción de tierra que no es reconocida por ningún estado, que se disputa Azerbaiján y Armenia. Ambos lo reclaman como propio. En tanto, Nagorno, sueña con anexarse a Armenia y teme que los países que lo rodean, lo invadan viviendo con la amenaza latente de que un ataque se produzca en cualquier momento.

“Azerbaiján se ha quejado muy duramente y considera ilegal que haya entrado a Nagorno sin pedir permiso”, agregó Cantelmi que también ha logrado entrevistarse con su presidente, Bako Sahakyan. “La bandera de Nagorno es la bandera de Armenia con un triángulo separado, la esperanza de ellos es que ese triángulo se una” , detalló. No les queda a los habitantes de Nagorno, otra opción más que alimentarse de la utopía de unirse con Armenia, aquella nación que anhela que en algún momento, el mundo reconozca su masacre.

Anuncios