La mirada del profesor Macaya Márquez para el Mundial 2014

DSC_2233

Por Katja Pejkovic (alumna de la UP)

Es el periodista en todo el planeta que más copas del mundo cubrió: está en los mundiales de fútbol desde 1958, cuando la cita se desarrolló en Suecia y el seleccionado argentino sufrió una humillante eliminación por goleada. También vivió el éxito en 1978 con la coronación en Buenos Aires, o las proezas de Diego Maradona en México 1986. Vio y entrevistó a deslumbrantes jugadores como Pelé, Garrincha, Beckenbauer, Cruyff, Ronaldinho y obviamente a Lionel Messi. En Brasil, próximamente, sumará su 15ta presencia en la magna cita, por lo que la charla del profesor Enrique Macaya Márquez, junto a su hijo y preparador físico Gabriel Macaya y al relator Walter Nelson, de Torneos y Competencias, se transformó en una Clase Magistral para los estudiantes de periodismo. La actividad, enmarcada en las citas “Rumbo al Mundial” fue organizada por la Carrera de Periodismo Deportivo y estuvo coordinada por Alejandro Di Giacomo.

“En el momento de emitir una opinión sobre el juego que se está comentando, uno no debe ser tremendamente drástico con el perdedor ni enfatizar demasiado ante la victoria, debe ser lo más neutral posible y es por eso que perdí la pasión de vivir el momento ya que en mi papel no puedo dejarme llevar por el sentimiento”, afirmó Macaya, en el aula Magna de la Facultad de Ciencias Sociales, ante un centenar de alumnos. Sus vivencias en el fútbol, su estilo mesurado y sus continua mirada reflexiva de un fenómeno “complejo”, como el mismo define al fútbol, animaron el encuentro.

DSC_2216Walter Nelson, a su turno, sostuvo que un periodista “no se prepara como un futbolista para un Mundial, pero casi” como él. “Hay que cuidarse durante la cobertura, tener una buena alimentación, estar descasado y, obviamente muy informado.

En el relato uno casi no tiene tiempo para pensar, debe ser rápido y original. La gran ventaja hoy es Internet y el celular- Hoy en día, la primicia no existe, lo que importa es ser coherente y manehjar la exactitud de la información”, deslizó el relator.

Asimismo, Gabriel Macaya, que fue el preparador físico del seleccionado de Paraguay en el Mundial de Francia, presentó una detallada explicación sobre los trabajos físicos que requieren la máxima competencia de la FIFA y cómo el trabajo de preparación es determinante para el rendimiento de una escuadra. “Antes del Mundial de Francia me la pasé cinco meses viajando por el mundo, a cada país donde había jugadores paraguayos para medir las estructuras musculares de cada uno y proponer un plan individualizado de entrenamientos, en coordinación con los preparadores de los equipos para los que jugaban. La preparación también está relacionada con el esquema táctico que plantea el entrenador”, narró Gabriel Macaya, quien dio un a idea del rigor científico que rodea a un seleccionado, trabajos y faenas que usualmente la prensa no describe y que la opinión pública desconoce.

Anuncios